Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CSI.F pide a Cospedal que anule el "recorte" regional del 3% del sueldo de los funcionarios tras la paga suprimida

El sindicato CSI.F ha pedido a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que anule "el recorte del 3 por ciento del sueldo de los empleados públicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha", al ser "la rebaja salarial del Gobierno central significativamente mayor que la autonómica".
CSI.F ha indicado que este recorte del salario bruto individual y la supresión de la paga extra de Navidad --que supone "un 7 por ciento de las retribuciones de los empleados públicos"--, "implicaría una agresión brutal a más de 70.000 familias en nuestra región", según ha informado este sindicato en nota de prensa.
Así, han argumentado que de no anularse esta medida Castilla-La Mancha sería la única región en donde se aplicarían dos "sanciones salariales" y "dos quebrantos económicos a los empleados públicos".
Por esta razón, el sindicato ha exigido al Gobierno regional que "busque la fórmula para no aplicar este medida abusiva", modificando "el Plan de Garantías o aprobando un nuevo decreto que garantice la no aplicación del recorte salarial".
Este sindicato ha indicado que "si se anulara este recorte", la Junta "seguiría la línea con lo aprobado por otras comunidades autónomas de distinto signo político como Madrid o Andalucía".
Finalmente, CSI.F ha instado a Cospedal a que "deje de convertir a Castilla-La Mancha en un laboratorio de ensayo de recortes para miles de funcionarios, laborales y estatutarios de las administraciones públicas, con la excusa de cumplir el déficit".