Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

CUP de Barcelona pide a Colau "acabar con el silencio" ante actuaciones contra el top manta

La líder de la CUP en el Ayuntamiento de Barcelona, María José Lecha, ha pedido este jueves a la alcaldesa, Ada Colau, "acabar con el silencio" y condenar determinadas actuaciones de la Guardia Urbana contra 'manteros', tras lo que ha asegurado que se deberían investigar presuntas agresiones al colectivo por parte de agentes, según ella.
Ha dicho en rueda de prensa que agentes de la Guardia Urbana agredieron el martes en la estación Diagonal de la L3 del Metro a un representante de los vendedores de 'top manta' que es mediador con el cuerpo policial, y ha asegurado que fue "provocado, insultado y agredido", en palabras de Lecha, que ha afirmado que fue atendido en el Hospital del Mar.
Fuentes municipales han explicado a Europa Press que agentes observaron a un grupo de vendedores ambulante y que quisieron identificar a uno de ellos después de que bajara al Metro, pero que éste se negó y trató de "ausentarse del lugar utilizando la fuerza contra los agentes".
Han explicado que, "en la intervención para retenerlo y poderlo identificar, resultaron lesionados levemente", y que el investigado rechazó asistencia médica y no presentaba ninguna lesión visible, tras lo que la Urbana lo investiga por un presunto delito de resistencia, desobediencia grave y delito contra la propiedad industrial, según las mismas fuentes.
Lecha ha criticado que esta es "una dinámica de hace meses de un colectivo que recibe insultos, provocaciones y amenazas", y ha sostenido que determinados agentes creen que tienen impunidad para cometer abusos, en sus palabras, tras lo que ha apostado por una policía que potencie la proximidad.
TELEASISTENCIA
La presidenta del comité de empresa de Teleasistencia, Consuelo Espejo, ha criticado el pliego de condiciones de la convocatoria del concurso del servicio de teleasistencia, y ha dicho que "no garantiza todos los derechos de los trabajadores", tras lo que ha asegurado que implicaría una bajada del sueldo y despedir a 20 trabajadores de un total de 207.
Fuentes municipales han garantizado que el Gobierno municipal no tiene intención de despedir trabajadores y que incluso contempla un margen de crecimiento si continúa incrementándose el número de usuarios, y ha asegurado que tampoco habrá un recorte del sueldo.
Espejo, que ha anunciado que presentarán alegaciones a la propuesta municipal, ha criticado que la teniente de alcalde de Derechos Sociales, Laia Ortiz, ha rechazado reunirse con el colectivo, del que no se han tenido en cuenta las demandas, según ella, tras lo que ha pedido que se remunicipalice la gestión este servicio.