Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Camps apuesta por un sistema de elección directa con el que "Rajoy ya sería presidente del Gobierno"

El expresidente cree que el bipartidismo "es fundamental para una democracia creíble, estable y potente"
El expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, ha subrayado la conveniencia de implantar en España un sistema electoral mayoritario "a la británica" y basado en la elección directa de diputados, en el que el bipartidismo "sea fundamental para construir una democracia creíble, estable y potente". "Los ciudadanos no quieren votar una noche y no saber quién ha ganado", ha asegurado.
Con este modelo, Camps ha calculado que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, "ya sería presidente al ganar las elecciones generales de 2015" con 92 escaños más para el PP y sin que Ciudadanos (C's) consiguiera representación parlamentaria, frente a la situación actual de "un Parlamento imposible de gobernar".
Así lo recoge el libro 'El sistema electoral proporcional y el mayoritario: Votar una lista, votar a un candidato', que ha presentado este jueves en la Universidad Católica de Valencia San Vicente Mártir (UCV) el profesor y actual miembro del Consell Valencià Juridic Consultiu (CJC), que reúne en una monografía las principales conclusiones de su tesis.
En el acto, Camps --que ha bromeado que asiste "solo para hablar del libro, como el escritor Francisco Umbral"-- ha estado arropado por el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares; el presidente del CJC y coordinador de su tesis, Vicente Garrido; y el periodista Carlos Cuesta; con asistencia de representantes de la institución y del Partido Popular, como la diputada en el Congreso por Valencia, Elena Bastidas.
Tras agradecer la "importante apuesta empresarial" de la UCV al publicar el libro, el expresidente valenciano ha desgranado las características de su propuesta de un sistema electoral basado en la circunscripción uninominal, que ha recalcado que fue ideado "mucho antes de que pasara lo que está pasando" y "gracias a la suerte de haber vivido mayorías absolutas en España, la Comunitat y Valencia".
Si bien ha reconocido que el sistema proporcional actual "es extraordinario por haber formado a partidos políticos fuertes", ha señalado que "es el momento de dar un paso adelante" con un modelo que represente "lo más avanzado de la democracia: Un litigio en el que tiene que haber un ganador y un perdedor que se alternen con el tiempo".
"Lo que no queremos es que el que pierda gobierne gracias a pactos con partidos muy diferentes al suyo, y forme un Ejecutivo que no se sabe de qué color es", ha reivindicado.
De esta forma, en base a los cálculos de Camps con el sistema que defiende, en las elecciones generales de 2008 "el PSOE habría obtenido una holgada mayoría absoluta, para alegría no de todos", en 2011 el PP habría conseguido 80 escaños más y en 2015 "Rajoy sería presidente del Gobierno", con mayoría absoluta y 92 escaños de diferencia a los que obtuvo el PP en estos comicios hasta un total de 215, mientras que C's no entraría en el Congreso y el resto de formaciones restarían su número de diputados.
"LO DEMÁS ES UN LÍO"
En su opinión, "si España quiere dar un paso adelante este es el modelo", ya que considera que "lo demás, como listas abiertas o partidos que pasaban por allí, es un lío". No obstante, el expresidente del Consell ha matizado que "en todas partes se cuecen habas" y que en otros países "también surgen nuevas fuerzas políticas", pero "la diferencia es que aquí el Parlamento es imposible de gobernar".
En esta línea, ha insistido en la importancia de que los ciudadanos "tengan claro que quien ganó, ganó". "No hay mayor horror que termine un partido sin saber si era o no penalti", ha bromeado.
"SI NO TE HE VOTADO, A LA OPOSICIÓN"
A lo largo de más de 800 páginas, Francisco Camps realiza en el libro un recorrido por la historia electoral de España y compara el sistema con el de otros países mediante gráficos y mapas, con una "mención especial" a la Comunitat, desde "todas las posiciones" políticas y "en base a los muchos años que lo he vivido de primera mano". Para la portada ha escogido una imagen del primer ministro británico Winston Churchill pidiendo el voto a la ciudadanía de Manchester subido a un tranvía, algo que "no es baladí" en una instantánea "sin carteles políticos ni banderas".
Con ella, ha querido ilustrar un modelo basado en que "lo que de verdad le gusta a un político es dirigirse a la gente". "Soy yo el que representa sus intereses y al que le pedirán cuentas por mi gestión", ha ejemplificado.
Concretamente, ha propuesto un modelo "muy centrado en el Congreso" en el que los electores "voten directamente a un candidato, a una mujer o un hombre que de verdad les representa y se preocupa de sus problemas", para lo que ha repartido los 350 escaños en base a la división territorial española en provincias, partidos judiciales, distritos y barrios, con 350 circunscripciones.
PRIMARIAS "DE FORMA NATURAL"
Mediante este patrón "directo y sin listas interminables", el 'expresident' ha señalado que las primarias "surgirían de forma más natural si hay más de un candidato" y ha destacado su simplicidad: "Si te he votado, eres diputado y si no, a la oposición", por que cree que "si no es simple la gente no lo entiende".
A su juicio, "cada diputado tiene que saber de política internacional y de los árboles de las calles de su pueblo". Y sobre la situación de infrarepresentación de algunos municipios, ha lamentado que "no podemos ir a un Parlamento con 600 diputados".