Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cañete, dispuesto a debatir con Valenciano, pero preferiría hacerlo con Schulz para hablar "de Europa"

Ha puesto hoy su cargo a disposición de Rajoy, antes del Consejo de Ministros, pero se mantendrá en Agricultura al menos hasta el lunes
El candidato del PP a las elecciones europeas, Miguel Arias Cañete, ha asegurado no tener "ningún temor" a mantener debates con su contrincante del PSOE, Elena Valenciano, pero ha añadido que preferiría tenerlos con el aspirante socialista a presidir la Comisión, Martin Schulz, para poder hablar de Europa.
"Lo que le vengo oyendo a la señora Valenciano en sus intervenciones públicas, tiene poco que ver con lo que se va a dilucidar en estas elecciones", ha asegurado el candidato 'popular' en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, a la que ha acudido para presentar varios asuntos de su departamento.
Cañete ha explicado que antes de la reunión del gabinete, le ha entregado al presidente del Gobierno la carta de renuncia al cargo. Mariano Rajoy será quien decida el momento del relevo, pero éste no tiene por qué producirse legalmente hasta después de las elecciones, hasta la proclamación de los candidatos como electos.
Por el momento, el ministro acudirá como tal el lunes a una reunión del Consejo en Luxemburgo y es posible que su sustitución no se produzca hasta después de Semana Santa, puesto que el Rey, que firma los nombramientos y ante quien se jura o promete el cargo, estará fuera de España en viaje oficial hasta el 16.
"MUCHA MILI" EN EUROPA
El candidato 'popular' ha recibido varias preguntas sobre la precampaña que acaba de iniciar, puesto que fue elegido formalmente este jueves como número uno del PP a las europeas. Se ha mostrado seguro sobre los asuntos que quiere poner sobre la mesa y qué quiere transmitir a los votantes, y ha dejado claro que le apasionan los asuntos comunitarios, a los que ha dedicado buena parte de su carrera política. "He hecho mucha mili en la garita de la Unión Europea", ha resumido.
Preguntado si habrá debates con Valenciano, el ministro se ha mostrado dispuesto a ellos y ha dicho incluso que el PP buscará fecha y lugar con el PSOE para ello, aunque ha insistido en su interés por discutir asuntos europeos.
"No me preocupan absolutamente nada, me he pasado toda la vida siendo parlamentario debatiendo, comprenderán que no me cause ningún temor debatir con la señora Valenciano, pero me gustaría debatir sobre Europa", ha insistido, para bromear con las dificultades que puede tener el moderador del cara a cara dada la gran cantidad de temas comunitarios en discusión. "No le envidio".
"SE VAN A LLEVAR UNA SORPRESA"
Miguel Arias Cañete también ha subrayado que su ambición ahora es "liderar la candidatura" y ganar las elecciones, porque "nunca" va más allá de la tarea que tiene entre manos. Quiere lograr el mejor resultado para que el PP europeo sea el grupo mayoritario y, a partir de ahí, aspirar "a cualquier cosa", incluida la presidencia del Parlamento.
Su confianza en el resultado le ha llevado a decir que algunos compañeros de lista del PP que ocupan puestos más bajos "se van a llevar una sorpresa el día 25 de que son parlamentarios europeos". "Confío mucho en nuestra manera de hacer campaña, muy próxima al ciudadano, muy cercana y haciendo mucha pedagogía y procurando suscitar el entusiasmo en los votantes para que acudan a votar", ha agregado.
Cañete ha explicado que esto es lo que realmente le preocupa, hacer ver a los españoles la trascendencia de participar en las elecciones europeas por la trascendencia que tiene aquel Parlamento. "Que conozcan las competencias que tiene, la incidencia en su vida diaria", ha dicho.
DE LA INMIGRACIÓN A LA ENERGÍA
Cañete ha dejado ya sobre la mesa buena parte de los asuntos que, según ha dicho, deberían ocupar la campaña por su trascendencia. Entre ellos, cómo poner en marcha una política de inmigración "seria", "que proteja las fronteras Schengen de la UE y también grantice los derechos humanos de los inmigrantes".
Junto a este asunto, otro tan actual como el abastencimiento energético de Europa y las interconexiones de suministros, o la regulación de las prospecciones petrolíferas o el 'fraking', asuntos "muy conflictivos en los estados miembros" que requieren alguna "armonización".
Ha asegurado igualmente que están en discusión las competencias de las instituciones comunitarias, cómo se "armoniza" la consolidación fiscal y el equilibrio presupuestario con el crecimiento económico y los incentivos a la creación de empleo; cómo se aplican los mecanismos de supervisión bancaria o cómo se aplica el presupuesto en agricultura, que equivale al 40% del presupuesto comunitario total.
"Y tenemos un gran debate medioambiental", ha continuado casi sin respirar. "El papel de la UE en la Cumbre de París de 2015 como líder mundial contra el cambio climático" ha añadido. Para todo ello, ha defendido que el Parlamento Europeo esté compuesto por grupos grandes con capacidad de participar "en las grandes decisiones". "El Parlamento Europeo no es consultivo, es de trabajo, rigor, seriedad y con temas básicos para la Unión", ha insistido.