Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá admite que los sumarios "se dilatan demasiado tiempo en la instrucción" y que la justicia "necesita más agilidad"

Afirma que "tiene poco sentido que actuaciones procesales que no son conocidas por las partes sean conocidas por la opinión pública"
El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha señalado que en España "tenemos una justicia independiente, profesional y que sin duda necesita mayor agilidad", ya que "los sumarios se dilatan demasiado tiempo en la fase de instrucción".
En declaraciones a los periodistas antes de participar en la IV edición de las Tribunas Populares en Jerez de la Frontera (Cádiz), ha manifestado que "no hay nadie que no piense que las macrocausas necesitan de un tratamiento ágil" y ha añadido, en relación con el caso de los ERE en el que están implicados los expresidentes de la Junta, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, que "los tiempos van finalizando las fases de la instrucción cuando finalizan". Así, ha expresado su "respeto absoluto al quehacer cotidiano de todos los jueces y fiscales".
Ha indicado que "para ello estamos trabajando, modificando las leyes, incorporando las nuevas tecnologías para que esos plazos más cortos sean una realidad, dotándola de mas medios y con más funcionarios". "El compromiso por la justicia de calidad es una realidad en todas las actuaciones que el Gobierno ha llevado a cabo en esta legislatura", ha añadido.
Catalá ha señalado que "los tiempos de los procesos van caminando de manera muy lenta para todas las ciudadanos" y ha señalado que cree que "no hay nadie que no piense que esas macrocausas necesitan de un tratamiento ágil".
No obstante, ha manifestado que "los tiempos van finalizando las fases de la instrucción cuando finalizan" y ha expresado su "respeto absoluto al quehacer cotidiano de todos los jueces y fiscales". "Nadie está por encima ni al margen de la ley y todos queremos que la justicia continúe trabajando independientemente y que todos los casos se puedan enjuiciar cuanto antes, afecten a quien afecten", ha señalado.
FILTRACIONES
En cuanto a las filtraciones, el ministro de Justicia ha recordado que "la revelación de secreto es un delito tipificado en el Código Penal" y ha añadido que "la justicia profesional e independiente también tiene que tener esas características de imparcialidad, independencia y seguridad".
En este sentido, ha añadido que "tiene poco sentido que actuaciones procesales que no son conocidas por las partes sean conocidas por la opinión pública", ya que "eso es una violación del derecho a la presunción de inocencia, a la imagen y a la intimidad de las personas".
Así, ha afirmado que este mismo lunes "hemos conocido a través de un medio de comunicación que parece que hay un informe elaborado por la UCO que parece que genera algún tipo de acusación contra el presidente de una comunidad autónoma".
Para Catalá "eso es un mal funcionamiento de la justicia y debemos comprometernos todos en garantizar que cuando una instrucción tiene el carácter de secreto, es porque de esa manera se lleva mejor la investigación, y si las partes no tienen conocimiento de las instrucciones no deberían producirse esas filtraciones".
En este sentido, ha añadido que cree que la Fiscalía, que es quien tiene competencias, "debería de investigar todas las filtraciones, porque estamos ante un delito y hace un flaco servicio a la confianza de los ciudadanos a una justicia independiente y profesional como la que todos queremos el que se produzcan este tipo de circunstancia".