Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Catalá afirma que se han revisado en plazo todas las causas aunque el miércoles aún faltaban 12.000

El ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, ha afirmado este lunes que se ha cumplido satisfactoriamente con el plazo fijado en la última reforma la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) y que a día de hoy se han clasificado entre sencillas y complejas la totalidad de las causas que había pendientes de revisar cuando la norma entró en vigor hace seis meses, que eran un total de 302.132.
Y todo ello a pesar de reconocer que, el pasado 1 de junio el 4 por ciento de la cantidad total de procedimientos, unos 12.000 seguía aún pendiente de ser revisado según los datos aportados por la Fiscalía, que dictó una instrucción para que el análisis se realizara "en bloque".
La clasificación tiene su importancia, pues las causas complejas permitan ampliar hasta almenos los 18 meses el plazo que tienen los jueces para instruir las causas, que de no ser complejas se limita a 6 meses.
Catalá ha realizado esta afirmación en una rueda de prensa en la que, a pesar de serle solicitado reiteradamente por los periodistas, ha reconocido que no puede certificar que el número de causas pendientes de clasificación sea de cero este lunes, pues los datos no proceden del Ministerio.
"No me corresponde a mí certificar los datos de actividad que nos han facilitado la Fiscalía ni el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pero mi certeza personal se basa en los profesionales, en los jueces, letrados y fiscales", ha señalado.
A su juicio, resulta "inimaginable" que un juzagado tenga aún causas pendientes de clasificar dentro de un cajón y un armario, y nadie debería sembrar dudas sobre los datos aportados sin tener pruebas de ello.
No obstante, a lo largo de su comparecencia el titular de Justicia en funciones no ha podido responder sobre cuántas de los procedimientos se han calificado de complejos -recuerda que la Fiscalía habló de un 30 por ciento del total-, y tampoco sobre cuáles de ellos tienen que ver con delitos relacionados con la corrupción.
(HABRÁ AMPLIACION)