Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mas no da 'marcha atrás' pero no seguirá el camino de la 'desobediencia'

Todos los movimientos hoy se han concentrado tras la puerta del despacho de Artur Mas. El último en pasar por ahí, Oriol Junqueras. Su partido, Esquerra Republicana, ha mostrado al President el camino que quieren que siga, el de la desobediencia. Se lo han dicho ellos, también la CUP. Pero Mas se aparta de esa idea, aunque no da marcha atrás, La consulta se hará, le ha dicho Mas al PP en un pleno en el que el Parlament ha desafiado al Constitucional con la elección de la Junta Electoral de la consulta. Una votación de la que se ha marchado Ciutadans y en la que no han votado ni PSC, ni el PP que levantaban las manos, para que no quedarán dudas. Un gesto del que se han burlado algunos diputados de Convergencia. Y no es el único desafío. La web del 9N sigue abierta porque la Generalitat confía en que el Constitucional levante la suspensión de la consulta. Así se lo han pedido -en sus alegaciones-al alto tribunal.