Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

11-M, ¿Causa abierta?

Con sus luces y sus sombras, la Policía Nacional logró neutralizar esa amenaza. La mala suerte en unos casos, la negligencia en otros, demostró que aquello se podía haber evitado. Policía y Guardia Civil llegaron a tener controlados a algunos de los autores materiales de la masacre. Pero entonces, la sospecha que sobre ellos recaía se limitaba a la delincuencia común. Nada urgente. Nada hacía pensar lo que tenían entre manos.

Pero el resquicio de esa negligencia, de esa mala suerte tuvo el tamaño suficiente para que por allí se colaran las teorías de la conspiración, con sus teóricos, sus paranoicos y sus vividores. Muchos siguen ahí acomodados.

A pesar de los pesares, una investigación independiente, un juicio independiente, una sentencia independiente y un Tribunal Supremo independiente condenó a los autores de aquella masacre. Durante la investigación, el juez Juan del Olmo, llegó a imputar en la causa a 115 personas. De ellas, acabó sentando en el banquillo a 28. Finalmente fueron condenadas 21. El Supremo absolvió a cuatro de esos 21 y condenó a Antonio Toro, absuelto por la Audiencia. No fue el punto final.

Nuevas investigaciones

Varios de los que fueron considerados autores materiales de los atentados lograron huir del suicidio colectivo de Leganés. La Policía sospecha que al menos tres de ellos habrían muerto en los últimos tiempos en atentados suicidas en Iraq. Para salir de España, contaron con la ayuda de otros terroristas con contactos en el centro de Europa y Turquía. Policía y Guardia Civil los llegaron a detener en las siguientes operaciones:

1) Operación Sello II.- Acusados de ayudar a fugarse o financiar a huidos del 11-M

- Zohaib Khadiri (en prisión provisional): envió dinero, a través de un intermediario en Bélgica, para ayudar a huir a un supuesto autor del 11-M, Mohamed Belhadj.

- Djillali Boussiri (en libertad): mantuvo contactos con otro supuesto participante en la masacre, Daoud Ouhnane.

- Nasredinne Ben Laid Amri (en libertad): se le considera colaborador en España de los huidos.

- Taha Seghrouchni (libertad): acusado de enviar dinero a Ouhnane.

2) Moutaz Almallah: procesado por colaboración con banda armada. Falta la práctica de una diligencia para que la causa sea enviada a la Sala para su enjuiciamiento.

3 ) Operación Tigris: actualmente se juzga en la Audiencia Nacional a 14 personas acusadas de pertenecer a una banda que captaba y enviaba muhaidines a Irak, además de falsear documentos oficiales y traficar con drogas. El Ministerio Público relaciona a la denominada ´Red Tigris´ con el 11-M, ya que ayudaron a huir a varias personas relacionadas con la masacre.

Son los flecos del 11-M. Las causas que mantienen aún abierta la investigación de los atentados que hace cinco años dejaron sin resolver.