Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cayo Lara ve una "necesidad democrática" para el país la "derrota" del PP, que "continúa con el expolio del Estado"

El coordinador federal de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, ha considerado este sábado que se ha convertido en una "necesidad democrática" para el país la "derrota" del PP, que, según ha señalado, "continúa" desde el Gobierno "con el expolio del Estado", privatizando empresas públicas, como AENA, y "socializando las pérdidas" de las privadas.
En rueda de prensa en Granada, donde ha asistido a un encuentro con sindicatos y organizaciones sociales junto al coordinador andaluz de IULV-CA, Antonio Maíllo, Lara ha abogado por elaborar desde la izquierda una "propuesta seria de alternativa de país", un país "más decente, más honesto y con una mejor redistribución de la riqueza", con criterios de "justicia y solidaridad", "viejos principios que siguen siendo actuales".
Por ello, IU trabaja en una propuesta "programática" de cara a las próximas citas electorales, para lo que está manteniendo reuniones con diferentes colectivos, como el de este sábado, por toda la geografía del país.
"El PP un día sí y otro también nos viene regalando el expolio del Estado", ha dicho Lara, quien ha puesto como ejemplo la indemnización que prevé pagar el Gobierno por el proyecto Castor, los rescates de las autopistas de peaje, el rescate a la banca o a la privatización de AENA.
Por otro lado, Lara se ha referido al hecho de que se haya presentado 12 enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado (PGE), "las mismas que grupos en el Congreso" que no sean el PP, lo que, en su opinión "quiere decir algo".
El líder nacional de IU ha vuelto a valorar las cuentas del Estado para el próximo año como "falsos e injustos". Falsos, según ha dicho, porque están basados en una "hipotética reactivación de la economía" que no será posible, entre otras cuestiones porque, no será posible un incremento del consumo si el Gobierno continúa con su política de "abaratar los salarios", y porque se prevé una nueva recesión en los países de la zona euro.
De hecho, según ha recordado, se han vuelto a "congelar" los salarios en el sector público, que ha perdido ya "más de 20 puntos de poder adquisitivo", se han "recortado" las prestaciones por desempleo en un 15 por ciento, y además se va a congelar el IPREM, que determina el salario mínimo interprofesional.
A ello se suma la exigencia de déficit a las comunidades autónomas, que, en su opinión, deberán tomar medidas de "austeridad" para hacer frente a los objetivos planteados por el Gobierno, y un incremento de intereses por la deuda "intolerable", que se traduce en el pago de 100 millones de euros "cada día".
Los PGE son además "injustos", según Lara, porque "aplican a rajatabla la reforma fiscal", con una previsión de más ingresos por IVA, una rebaja de impuestos a las rentas más altas y una bajada del tipo impositivo del impuesto de sociedades a las grandes empresas. Tampoco "combaten el fraude fiscal", mientras España está "ocho puntos" por debajo en recaudación que otro países de su entorno.
Por todo, IU rechaza unas cuentas que "no crean empleo, no reactivan la economía, van a crear más desigualdad y más pobreza y no sirven para salir de la crisis". "Están hechos --los PGE-- contra la gente y contra la mayoría del país, pensados más para favorecer la especulación y los intereses de la banca que para resolver los problemas de la gente".
Por su parte, Antonio Maíllo ha recordado que IU está llevando a cabo encuentros por todo el país para elaborar el que será su programa de cara a las próximas citas electorales y que permitirá construir un "nuevo país".
Así, la formación pretende exponer las bases de su proyecto, que prevé aprobar en la conferencia política que celebrará en Madrid el 22 de noviembre, y que pasan por proponer una reforma de la Constitución actual porque los "tiempos de la del 78 están agotados", con el objetivo de lograr un más con "más equilibrio social" y que ofrezca un "blindaje" para la gente que lo necesite. "Tenemos una oportunidad histórica para cambiar las bases de este país", ha dicho.