Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cementerios nucleares: el Gobierno tiene la última palabra

El presidente de Castilla La Mancha, José María Barreda, ha pedido hoy un pleno extraordinario y urgente de las Cortes regionales para debatir sobre la futura instalación del almacén nuclear en Yebra. Quiere que el Parlamento inste al alcalde a revocar su decisión. Además, los servicios jurídicos de la Comunidad Autónoma estudian recurrir la decisión del Ayuntamiento.
En Cataluña, el presidente de la Generalitat, José Montilla, también ha rechazado que Ascó acoja el cementerio nuclear y ha anunciado que así se lo hará saber al ministro de Industria, Miguel Sebastián. Alega que su región ya produce gran parte de la energía nuclear producida en España y que no hay consenso social. Sin embargo, en su etapa al frente de esta cartera defendió la energía nuclear a pesar de la posición del PSOE, contraria a las centrales nucleares.
La selección
Sea como fuere, el papel de las Comunidades Autónomas en la decisión del emplazamiento de los cementerios nucleares casi no existe. Son los municipios quienes deciden presentar su candidatura y el Gobierno, bien en Consejo de Ministros, bien a través del Ministerio de Industria, quien elige la ubicación.
En 10 días, desde que se cierra el plazo de candidaturas, se publica la lista de admitidos y después se abre el periodo de alegaciones -20 días-. Es esta la ocasión que pueden aprovechar las Comunidades Autónomas para argumentar su posición.
Desde la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) se ha pedido que se respete la autonomía de los Ayuntamientos. Su presidente, Pedro Castro, ha asegurado que "tan estado es el ayuntamiento como la comunidad autónoma o la administración central, ya que la Constitución los sitúa en igualdad de condiciones".
Castro ha reconocido la necesidad de discutir sobre el asunto pero siempre con respeto a la autonomía municipal.
Para la Asociación de Municipios en Áreas de Centrales Nucleares tanto Ascó como Yebra tienen muchas posibilidades de quedarse con el almacén porque en ambas hay una aceptación social de este tipo de industria.
Otras instalaciones
Yebra está situada a 8 kilómetros de la central José Cabrera situada en Almonacid de Zorita (Guadalajara) y cerrada desde 2006. Además conviven con otro almacén temporal individual que alberga los residuos de Zorita, en proceso de desmantelamiento. En Ascó, los vecinos conviven desde hace años con la central Nuclear que lleva el mismo nombre y en pleno funcionamiento desde 1984.
Pese a todo, hoy el líder del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado dispuesto a colaborar en la definición del panorama energético español y en concreto en la ubicación del almacén de residuos nucleares, no sin antes atribuir a la "demagogia" del Gobierno los problemas sobre el asunto.
 
UN EURO POR HAITÍ