Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenada a cuatro años por agredir a su vecina octogenaria para robarle 400 euros y un monedero con otros 21

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a cuatro años de prisión a una mujer de 48 años como responsable de las lesiones causadas a su vecina, de 87 años, después de robarle 400 euros y un monedero con otros 21 empleando para ello unas tijeras y una madera con un clavo.
Los hechos ocurrieron el 30 de abril de 2010 en un bloque de viviendas de Alcalá de Henares cuando, según la víctima, su vecina del 4º bajó hasta su piso, un 2º, para pedirle 50 euros. La anciana, después de abrir la puerta, se negó a dárselos diciéndole que tenía una pensión muy baja.
Entonces la condenada, siempre según la víctima, se puso detrás de ella y la empujó atacándola con unas tijeras de 20 centímetros y una madera con un clavo, que resultó ser el embellecedor de un sillón. También empleó una toalla del cuarto de baño, que colocó en el cuello de la anciana.
A eso sumó que, cuando dejó de ser agredida y pensó que estaba sola en casa, la anciana se dirigió a su dormitorio para esconder 400 euros que tenía en el armario. La condenada, sin antecedentes penales, se apoderó de dicha cantidad y de un monedero con 21 euros que estaba sobre la mesilla de noche.
Como consecuencia de la agresión, la octogenaria sufrió heridas incisas laterocervicales, en el ángulo mandibular izquierdo, en la región torácica superior y en ambos brazos, entre otras, por las que tuvo que recibir puntos de sutura, analgésicos y una transfusión de sangre por prudencia médica. El tiempo de curación fue de 45 días, de los que dos fueron de hospitalización.
La acusada se defendió ante el juez diciendo que la agredida le debía dinero por la limpieza que le hacía en casa y confirmó que le había pedido prestados 50 euros por estar pasando por una mala situación económica ya que tanto ella como su marido se encontraban en paro. También añadió que no recuerda nada de la agresión pero sí que la discusión la comenzara la anciana al tirarle del pelo.
La Audiencia Provincial ha condenado a la acusada además a no acercarse a la octogenaria a menos de 500 metros y ha indemnizarla con 8.430,29 euros. La sentencia no es firme y puede ser recurrida en casación.