Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenado a un año de cárcel por lesionar a una pareja con quien discutió por potencia de los altavoces del coche

El hombre se defendió y provocó al acusado una contusión en la mandíbula con la pérdida de tres piezas dentarias
La Sección 2 de la Audiencia Provincial de Murcia condena a un hombre, Aquilino, a un año de prisión por lesionar a una mujer y a su pareja a quienes hirió tras surgir desavenencias por la potencia de los altavoces de sus vehículos.
Según se desprende de una sentencia a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a diciembre de 2011 cuando sobre las 17.00 horas los dos acusados, Joaquín y Aquilino, se enzarzaron en una pelea en la avenida de la Rambla de Totana.
Momento tras lo que intervino Olga, la pareja de Joaquín, que sufrió un golpe en el brazo propinado por Aquilino, provocando su caída, lo que motivó que se entablase una discusión entre los varones, en la que Joaquín propinó un puñetazo en la boca a Aquilino, marchándose éste del lugar.
Acto seguido Aquilino regresó en compañía de otros sujetos que arrojaron piedras y golpearon el vehículo de Joaquín, encontrándose éste en su interior, causando daños valorados en unos 360 euros, lo que motivó que Joaquín saliese del mismo, comenzando Aquilino y sus amigos a golpearle.
A continuación, aprovechando Aquilino que Joaquín huyó del lugar, siendo perseguido por sus amigos, se introdujo en el vehículo y arrancó el equipo de música.
Posteriormente, Joaquín y su hermano Eladio se encontraron en el Centro de Salud de Totana con Aquilino y su madre y tras existir una pequeña discusión entre los familiares, Aquilino increpó a Eladio diciéndole que le iba a matar e intentó agredirlo, situación que fue impedida por los amigos del último.
Como consecuencia de la primera agresión, el acusado Aquilino causó lesiones a Olga consistentes en cervicalgia y dolor en brazo. Mientras que Aquilino sufrió heridas consistentes en una contusión maxilo-mandíbular con pérdida de tres piezas dentarias.
Asimismo, Aquilino causó un politraumatismo a Joaquín en todo el cuerpo y laceraciones en ambas extremidades superiores con herida contuso-cortante en mano derecha, laceración en tronco y cuerpo y hematoma en órbita de ojo izquierdo y daños en el cuarto dedo derecho.
70 DÍAS DE MULTA
Por ello, la Audiencia condena a Aquilino a la pena de 30 días de multa como autor de una falta de lesiones con cuota diaria de cinco euros, lo que hace un total de 150 euros de multa. Como autor de un delito de lesiones, lo condena a la pena de un año de prisión, y a la pena de localización permanente durante cuatro días como autor de una falta de daños.
Asimismo, la sala lo condena a la pena de 40 días de multa, con cuota diaria de cinco euros como autor de una falta intentada de hurto. Aunque se le absuelve de la falta de amenazas y de otra falta de lesiones por las que también venía acusado inicialmente al haberse retirado por ellas la acusación.
En materia de responsabilidad civil, la Audiencia condena a Aquilino a indemnizar a Olga en la cantidad de 90 euros y a Joaquín en 350 euros por los días de incapacidad.
Esta última cantidad establecida a favor de Joaquín (350 euros) queda compensada directamente con esa misma cifra que, como parte de su propia indemnización, corresponde abonar a Joaquín a favor de Aquilino.
Igualmente, según la resolución, Aquilino es condenado a indemnizar a Joaquín en la cantidad de 360 euros por los daños causados a su vehículo.
Por su parte, Joaquín tiene que indemnizar a Aquilino, por el conjunto de lesiones y secuelas sufridas, en un total de 3.000 euros, de los cuales ya constan consignados 500 euros, descontando igualmente de dicha cifra final indemnizatoria la cantidad de 350 euros de compensación.