Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a 15 meses de prisión al sobrino de Cursach por amenazas a una testigo protegida

La juez ordena que se deduzca testimonio contra uno de los testigos por si puede haber incurrido en falso testimonio
El Juzgado de lo Penal número 1 de Palma ha condenado este miércoles a un total de 15 meses de cárcel al sobrino del empresario Bartolomé Cursach, Pedro Rosselló Cursach, por haber amenazado a la testigo protegida número 31 del denominado 'caso Policía Local'.
De esta manera, la titular de este juzgado, Concepción Moncada, ha acordado conceder al condenado el beneficio de la suspensión de la ejecución de esta pena con la condición de que no delinca en el plazo de dos años y seis meses, ya que el procesado carece de antecedentes.
En concreto, la sentencia condena al también apoderado del Grupo Cursach como autor de un delito de obstrucción a la Justicia a la pena de 15 meses de prisión y multa de nueve meses a razón de 20 euros diarios.
Durante el juicio, Rosselló negó las amenazas y explicó que en marzo intentó ponerse en contacto con la testigo, que resulta que es su inquilina, para que le pagase el alquiler ya que se había retrasado unos días. A pesar de esto, dijo que nunca pudo ponerse en contacto con ella.
Por su lado, la testigo, entre lágrimas y visiblemente afectada, explicó que a día de hoy seguía sintiendo "miedo" por ella y por su hijo y que el ahora condenado se personó en su casa y le dijo: "¿Qué te crees que estás segura? Nosotros lo sabemos todo, tu juez pasea su perro por Es Fortí y tú ni acabarás bien, ni acabarás aquí".
En la sentencia, la juez da por probado este punto y relata que Rosselló se dirigió a su domicilio "con la finalidad de intimidar" a la testigo "para conseguir que se retractara" de sus manifestaciones en las que "incriminaba a diversos investigados del Grupo Cursach".
"LA PERSONA QUE ME ESTÁ HACIENDO DAÑO CADA DÍA ES EL SEÑOR CURSACH"
Además, la testigo dijo que vivía "en una paranoia constante", que perdió su trabajo por esta causa, negó tener una relación con uno de los policías que la protegen y aseguró que la quieren "desprestigiar". "La persona que me está haciendo daño cada día es el señor Cursach", aseguró.
Según la resolución, para el cumplimiento de la pena impuesta será de abono al condenado el tiempo durante el cual hubiese estado privado de libertad por razón de esta causa, concretamente desde el pasado 18 de abril hasta este mismo miércoles.
Por otro lado, la juez ha ordenado también que se deduzca testimonio contra uno de los testigos que declararon durante el juicio por si puede haber incurrido en un delito de falso testimonio en causa penal.