Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Condenan a un hombre a más de 12 años y medio de cárcel por violar y maltratar a su pareja en Córdoba

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Córdoba ha dictado una sentencia por la que condena a un hombre de 32 años, vecino de Córdoba, a 12 años y seis meses de prisión por los delitos de agresión sexual, maltrato habitual y tres delitos de lesiones contra la mujer con la que convivió cinco meses, supuestamente infringiéndole todo tipo de agresiones "físicas, verbales, actitudes de menosprecio y humillaciones constantes", en la capital cordobesa.
Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, el hombre también ha sido condenado a indemnizar a la víctima con 4.445 euros por las secuelas psíquicas que le provocó, al tiempo que el magistrado señala que una vez cumplida la condena de prisión, estará sometido a ocho años de libertad vigilada para una mejor protección de la mujer, si bien el contenido de esta medida se fijará cuando llegue ese momento.
El condenado, con cinco sentencias ya también condenatorias por delitos de violencia de género y quebrantamiento de condena, no podrá comunicarse con la mujer en el plazo de diez años ni aproximarse a menos de 500 metros de su domicilio, lugar de trabajo o lugares que frecuente. Cabe destacar que contra esta sentencia cabe interponer recurso.
En concreto, los hechos se han producido desde el comienzo de la convivencia con su pareja, sobre el mes de junio de 2014, y hasta que ella finalizó cinco meses después, a mediados de noviembre. Periodo en el que en algunos casos supuestamente le tiró del pelo y le dio una bofetada tras reprocharle "haber mirado a un hombre" y en otra ocasión "le rompió sobre el muslo de una de las piernas el palo de un recogedor".
Asimismo, por discusiones similares presuntamente le dio "un mordisco en una oreja", tras lo cual interpuso una denuncia la mujer, que, según los jueces, dicha situación y contexto le ha provocado "sentimientos de culpabilidad, inseguridad emocional, infravaloración, pérdida de autoestima, dependencia, trastornos por ansiedad, sentimientos de culpa, que aconsejan terapia especializada e individualizada".
Además, en la resolución judicial se detallan distintos episodios de lesiones, de forma que relatan una situación en la que el acusado supuestamente sacó una navaja que "trató de colocar a la altura del cuello" de ella, quien recibió "tres ligeros roces en el dorso de su mano izquierda, bien con la hoja de la navaja o cualquier parte de la misma".
"PATADAS CON BOTAS DE PUNTA DE ACERO"
También, señalan que presuntamente cometió una agresión sexual y en una ocasión, "con unas botas con punta de acero, le propinó patadas en las piernas, al tiempo que le decía que la iba a matar". Tras ello, ella le convenció para ir a comprar tabaco a Majaneque, momento que aprovechó, mientras éste efectuaba la compra, para "salir huyendo del vehículo hasta refugiarse y pedir auxilio en un bar".
Como consecuencia de las agresiones descritas, la mujer sufrió múltiples contusiones y hematomas en diversas partes del cuerpo, de las que "no le quedan secuelas físicas, aunque sí el deterioro psicológico", apuntan los magistrados.