Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso de EE.UU. aprueba fondos para la lucha antidrogas en México y las guerras abiertas

La legislación incluye 420 millones de dólares para México dentro de la Iniciativa Mérida, un plan de seguridad regional de 1.400 millones de dólares. EFE/Archivotelecinco.es
El Congreso de EE.UU. envió hoy al presidente Barack Obama una ley de gastos de defensa suplementarios de 106.000 millones de dólares, aprobada este jueves para financiar las guerras en Irak y Afganistán y la lucha antidrogas en México.
El Senado aprobó hoy la medida con 91 votos a favor y cinco en contra, dos días después de que la ratificara la Cámara de Representantes en una votación más estrecha de 226-202.
De momento la Casa Blanca no ha anunciado cuándo el presidente promulgará la ley.
La aprobación fue aplaudida de inmediato por el embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan.
El representante diplomático indicó en una declaración que la disposición referida a la lucha antidrogas en su país es "un paso crucial hacia el objetivo común de trabajar de manera conjunta para combatir el narcotráfico y otras organizaciones criminales".
Sarukhan además agradeció el respaldo de los legisladores en lo que es "ciertamente un nuevo paradigma de responsabilidad compartida y de cooperación bilateral en la lucha contra el crimen organizado".
En términos generales, la iniciativa cubre los gastos de defensa para Irak y Afganistán para lo que resta del año fiscal 2009, que concluye el 30 de septiembre.
El Pentágono había presionado por la aprobación del proyecto de ley porque a las Fuerzas Armadas le urgen los nuevos fondos para continuar sus operaciones militares.
En la actualidad, Estados Unidos tiene alrededor de 138.000 efectivos militares en Irak, según la Casa Blanca.
Entre otros elementos, la ley autoriza cerca de 80.000 millones de dólares para Irak y Afganistán, unos 10.000 millones de dólares en ayuda exterior, y otros 7.700 millones para combatir la pandemia de la gripe A.
La legislación incluye 420 millones de dólares para México dentro de la Iniciativa Mérida, un plan de seguridad regional de 1.400 millones de dólares lanzado en 2007 para ayudar a México y Centroamérica en su lucha contra el narcotráfico y el crimen organizado.
Del total para México, 66 millones de dólares estarán destinados para la compra de helicópteros, 100 millones para la adquisición de aviones de vigilancia, y 254 millones en otros fondos de emergencia.
La legislación también destina 287,5 millones de dólares para combatir la violencia en la frontera del suroeste de EE.UU., y otros 129,5 millones de dólares para ciertas operaciones de la Guardia Costera.
Además, provee 1.000 millones de dólares para que los consumidores se deshagan de sus automóviles "chatarras" y compren vehículos de consumo más eficiente de combustible.
La versión final del proyecto de ley prohíbe el uso de fondos federales para el cierre de Guantánamo en lo que resta del año.
Sin embargo, eliminó una controvertida cláusula que buscaba prohibir la divulgación de más fotos que demostraban la tortura de presuntos terroristas.