Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Todos los grupos del Congreso salvo el PP apuestan por derogar la reforma local

Todos los grupos del Congreso salvo el PP y UPN han reclamado la derogación de la reforma local aprobada en la pasada legislatura, al considerar que perjudica al municipalismo, han apostado por impulsar una nueva norma que cuente con la participación de las entidades locales y por aprobar también la reforma de la financiación local.
El acuerdo se ha producido en la Comisión de Hacienda y Administraciones Públicas del Congreso, donde se han debatido y aprobado dos proposiciones, del PSOE y de En Comú-Podem, en contra de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la administración local, conocida como reforma local.
Por el PSOE, Adriana Lastra ha apostado por derogar la ley porque tiene una visión "economicista" de los ayuntamientos, "ataca y daña la raíz misma" del gobierno municipal porque recorta competencias y abre camino a la privatización de servicios. "El objeto no era otro que traspasar servicios a empresas privadas", ha dicho. A cambio, el PSOE pide otra ley y que vaya acompañada por una reforma de la financiación local.
Lastra ha rechazado el nuevo reparto de competencias que establece la ley, que obligaba a devolver a las CCAA competencias en educación, servicios sociales y sanidad. El reparto generó la "rebeldía" de ayuntamientos por ceder esos servicios, lo que afectaría a 8,5 millones de ciudadanos.
La decisión llega además en un momento, ha continuado, de aumento de la pobreza y de bajada de la tasa de cobertura por desempleo. "Es necesario potenciar los servicios a los que los ciudadanos acuden en primer lugar, pero el gobierno ha consumado el desmantelamiento de la red pública de proximidad", ha denunciado.
Josep Vendrell, portavoz de En Comú-Podem ha defendido también la derogación de al reforma local porque "uno de sus objetivos es favorecer la iniciativa privada", porque es recentralizadora y de baja calidad democrática", que entiende a los ayuntamientos como subordinados del Estado y "ataca" además, a su juicio, las competencias autonómicas.
A su juicio, esta ley va "en sentido contrario" además de las leyes europeas en este terreno, que t. A cambio de esta ley, ha apostado por una nueva ley de administración local que refuerce los municipios y vaya ligada a una nueva financiación.
El portavoz adjunto de Ciudadanos en la Comisión, Vicente Ten ha censurado la reforma local del PP y ha defendido el acuerdo de su partido con el PSOE que ya prevé la derogación de la ley y la aprobación de un nuevo reparto de competencias entre administraciones, con una nueva financiación también. Ten ha defendido dos enmiendas, entre otras cosas para que en la propuesta se apueste por la fusión de municipios.
Por el PNV, Iñigo Barandiarán, ha enmendado las dos propuestas y ha apoyado la derogación de la ley. Y de Democracia y Libertad, Ferrán Bel ha enmendado también el texto del PSOE para que en una futura ley local "se sea respetuoso con las competencias de las comunidades". En cualquier caso, ha expresado su voto a favor de la derogación de la ley: "Fue recurrida por más de 3.000 ayuntamientos, más del 90% de los catalanes lo han hecho", ha dicho.
También ERC ha cargado contra esa norma. Su portavoz, Ester Capella, ha recordado la reciente sentencia del TC contra parte de la ley, especialmente el nuevo reparto de competencias. La norma refleja "la absoluta desconfianza del Gobierno hacia la administración local: el Estado se sitúa en una posición de tutela", ha censurado.
PP Y UPN DEFIENDEN LA LEY
José Antonio Nieto, portavoz del PP en la iniciativa, ha defendido la posición del Gobierno frente a todos los grupos. Ha calificado de "tópicos" los argumentos de la oposición contra la reforma local, "que tienen que ver con esa actitud radical contra cualquier iniciativa del Gobierno".
El portavoz ha asegurado que la ley no va contra los municipios y que tenía precisamente la dificultad de "salvar la negativa rotunda de las CCAA, porque creían que las debilitaba". "De todos los recursos de inconstitucionalidad, sólo uno no era de una comunidad, fíjense si estaban en contra", ha añadido.
Por UPN, Iñigo Alli ha rechazado igualmente la derogación de la reforma local porque a su juicio introdujo "eficiencia" en el mundo local, pero ha pedido una reflexión a fondo sobre el nuevo reparto de competencias con las comunidades autónomas.