Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso permitirá a los ciudadanos hacer sugerencias en su web a los proyectos de ley del Gobierno

Los grupos parlamentarios confían en sellar mañana los cambios en el procedimiento de tramitación de las leyes, que se aplicarán en 2016
El Congreso permitirá que los ciudadanos puedan comentar y hacer sugerencias en su página web a los proyectos de ley del Gobierno, una novedad que se incluirá en la reforma del Reglamento de la Cámara que los grupos parlamentarios negocian desde hace meses y cuyo primer bloque, centrado en la tramitación legislativa, confían en poder cerrar en su reunión de este lunes.
Se trata de un cambio sobre el que ha habido acuerdo desde el principio y que se plasma ya en el catálogo de propuestas para la mejora de las normas de la tramitación parlamentaria que el PP ha hecho llegar a los grupos políticos, y al que ha tenido acceso Europa Press.
En el texto articulado, además de sus propias iniciativas, el PP ha añadido algunas ideas que la oposición ha venido planteando durante este último año en relación con el procedimiento legislativo.
MÁS TRANSPARENCIA
Así, desde el inicio de los trabajos, los grupos han defendido la necesidad de acercar el Parlamento a los ciudadanos y, para ello, se propone que, nada más llegar un proyecto de ley al Congreso, la Cámara lo publicará en su portal de Internet para que los ciudadanos puedan participar en el procedimiento legislativo remitiendo sus comentarios y observaciones.
Por este misma vía también se podrá tener acceso a toda la documentación relativa a los proyectos legislativos que el Gobierno de turno deberá remitir al Congreso para que los ciudadanos que así lo deseen puedan consultarla.
Entre las novedades que se deberían rematar este lunes, el PP incluye una de sus propuestas, que ha contado con el respaldo de la oposición, que pretende que cada año el Gobierno envíe un informe al Congreso sobre la ejecución de las leyes aprobadas por la Cámara.
CADA LEY, DIRIGIDA POR UN DIPUTADO
Respecto a la tramitación de los proyectos, se piensa crear la figura del diputado relator, que asumirá la dirección de los trabajos de la ponencia y que defenderá el texto que se presentará en la correspondiente comisión. También se permitirá la posibilidad de que, a instancias de un solo grupo, se pueda pedir la comparecencia de expertos en comisión antes de que concluya el plazo de presentación de enmiendas a los proyectos legislativos.
Además, se propone que se pueda presentar un texto alternativo a los proyectos del Gobierno en las comisiones, pues ahora sólo se permite ante el Pleno, y se prevé debatir las leyes en comisión artículo por artículo, pudiéndose presentar enmiendas hasta el último momento en aras del consenso.
Lo que el PP no recoge en su borrador es la garantía de que todos los proyectos de ley del Gobierno deban ser sometidos a un debate inicial en el Pleno del Congreso con presencia del ministro correspondiente, y se mantiene en que sólo se hará así si la oposición presenta alguna enmienda de totalidad, como ocurre hasta ahora.
SÓLO ES EL PRIMERO DE ONCE BLOQUES
Los grupos parlamentarios esperan poder poner este lunes punto y final a este bloque relativo al procedimiento legislativo, que sólo es el primero de los once en que se ha dividido la reforma del Reglamento y el que a priori suscita más consenso que otros asuntos más espinosos, como el control parlamentario del Gobierno, los deberes de los diputados o el uso de las lenguas cooficiales.
Acabado este bloque, los ponentes de la Comisión de Reglamento se centrarán en avanzar hacia la regulación de los 'lobbies' y la simplificación de la tramitación de los Presupuestos Generales, el segundo de los capítulos.
Eso sí, aunque los grupos decidieron debatir por partes la reforma reglamentaria para evitar que un escollo puntual pudiera dar al traste con todo el conjunto, como ocurrió en 2005 bajo la Presidencia de Manuel Marín, los acuerdos que se vayan alcanzando no se aplicarán hasta la próxima legislatura, a partir de 2016.