Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Congreso aplaza por tercera vez el debate de reforma de Estatuto Valenciano

PSOE e Izquierda Plural protestan por el aplazamiento y el PP dice que no se puede obviar la petición de la Cámara autonómica
La Junta de Portavoces del Congreso ha acordado este martes, con los únicos votos del PP, excluir del orden del día del Pleno que arranca este martes el debate sobre la toma en consideración de la reforma del Estatuto de la Comunidad Valenciana basada en la conocida como 'cláusula Camps'. Esta es la tercera vez que se aplaza el debate de esta iniciativa y, como en las dos anteriores, se ha hecho a petición del Parlamento valenciano.
El objetivo de esa reforma estatutaria es que la Comunidad Valenciana consiga más financiación al Estado basándose en la denominada 'cláusula Camps', que blinda unas inversiones para la Comunidad Valenciana en los Presupuestos del Estado de acuerdo con el peso de la población, al igual que los estatutos andaluz y catalán.
La reforma fue aprobada en 2006 por el PP, el PSPV y Compromís y la abstención de Izquierda Unida, y está pendiente de discusión en el Congreso desde marzo de 2011. El Congreso había incluido el debate de toma en consideración como primer punto de orden del día del día de la sesión de este martes.
Pero, las Cortes Valencianas, a petición del Ejecutivo de Alberto Fabra, ha vuelto a solicitar su aplazamiento alegando la conveniencia de que éste se lleve a cabo conjuntamente con la propuesta para la rebaja del número de diputados que quiere aprobar en esta legislatura.
Tras la reunión de la Junta de Portavoces, el portavoz del Grupo Popular, Alfonso Alonso, ha explicado que, al ser la Cámara valenciana la propietaria de la iniciativa, no se podía "hacer otra cosa" que atender su petición de aplazamiento.
LOS GRUPOS PODRÁN OPINAR EN EL PLENO
No obstante, ha señalado que, aunque "no se tratará" la propuesta de reforma estatutaria sí habrá "un pequeño debate" en el que los grupos parlamentarios podrán posicionarse sobre la retirada de este punto del orden del día. El propio Alonso ha admitido que no es la primera vez que se plaza el debate de esta reforma, un texto, que, de hecho, llegó a la Cámara en la anterior legislatura.
La primera vez que se aplazó fue en abril de 2011, cuando no se pudo celebrar esa discusión por coincidir con la precampaña para las autonómicas y el Parlamento valenciano ya estaba disuelto. La segunda fue justo un año después y en esa ocasión las Cortes valencianas alegaron que no habían encontrado tiempo para elegir a la delegación que se iba a encargar de la defensa de la propuesta.
Entonces, PSOE e Izquierda Plural decidieron protestar por esta decisión ausentándose del Pleno del Congreso. Según han informado a Europa Press en fuentes parlamentarias, estos mismos grupos han mostrado su oposición a la retirada de la iniciativa del orden del día en la Junta de Portavoces, y, finalmente se ha acordado que se dará un turno de intervención a los grupos para que puedan exponer su parecer.
OTRA PROPOSICIÓN PENDIENTE DESDE HACE DOS AÑOS
Junto al debate de esta proposición de ley proveniente del Parlamento valenciano se encuentra otra, aprobada también en la pasada legislatura, que pretende exigir la modificación de la LOFCA con el objetivo de garantizar que el Estado reparta sus inversiones con criterios de "solidaridad y equidad" entre las autonomías.
La toma en consideración de esta reforma legal también se ha aplazado dos veces. La primera iba a haberse debatido en junio de 2010, pero tuvo que ser retirada porque las Cortes valencianas no habían designado al ponente que debía defender la iniciativa. Después se designó al entonces portavoz del PP, Rafael Blasco, que dejó ese cargo tras su imputación en el conocido como 'caso Cooperación' y, por consiguiente, no pudo acudir al Congreso.
La segunda vez que este asunto volvió al orden del día del Pleno del Congreso fue en octubre de 2012, pero las Cortes valencianas pidieron de nuevo posponer su discusión por coincidir con la celebración del Día de la Comunitat Valenciana lo que impidió a sus representantes institucionales desplazarse a Madrid.
El Congreso sólo reserva el primer martes de cada mes con Pleno para debatir iniciativas de parlamentos autonómicos por orden de presentación y dando prioridad a las reformas estatutarias y, si una de ellas es aplazada a última hora, perjudica a las demás autonomías pierden la oportunidad de que se debatan las suyas.