Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La oposición se une en el Congreso para protestar por la tramitación exprés de la Ley de Seguridad Ciudadana

Los grupos de la oposición se han unido en el Congreso para protestar por que el PP vaya a "imponer" la tramitación acelerada del proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana, una iniciativa legislativa "de enorme trascendencia" que, según defienden, exige un examen "detallado, razonado y reflexivo".
Los portavoces del PSOE, CiU, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y PNV en la Comisión de Interior han redactado un escrito, que dirigen al presidente de ese órgano, el 'popular' Sebastián González, al que piden amparo para dilatar la tramitación de un proyecto de ley que afecta a la tutela práctica de los derechos y libertades de los ciudadanos al recoger "limitaciones" a los mismos en función de la protección de los intereses generales.
Según el texto, que recoge Europa Press, tales "limitaciones" deben responder estrictamente a una ponderación de los bienes jurídicos en conflicto para ser admisibles en un Estado de Derecho lo que, a su juicio, exige un examen más "amplio" y "riguroso" de las normas que la resuelvan.
Sin embargo, los grupos firmantes lamentan que esto se haga "radicalmente imposible" una vez que se ha cerrado el periodo de presentación de enmiendas parciales "mucho antes de lo usual y de lo solicitado por diversos portavoces".
Y EL CÓDIGO PENAL, CONGELADO
El proyecto de Ley de Seguridad Ciudadana llegó al Congreso en julio y no fue calificado por la Mesa hasta septiembre, lo que no impidió celebrar el debate de las enmiendas de totalidad un mes después, el jueves 16 de octubre, y tan solo cinco días después, el martes 21, en plena semana de Presupuestos, se cerró el plazo de presentación de las enmiendas parciales sin dar opción a los grupos a más prórrogas.
Este miércoles se ha constituido la ponencia que empezará a discutir las enmiendas parciales con idea de aprobar el texto en comisión la próxima semana para que esté en el Senado antes de que acabe noviembre. Esta tramitación de la llamada 'ley mordaza' contrasta con la reforma del Código Penal, que superó el debate de totalidad en febrero y que acumula ya más de 30 prórrogas del plazo de presentación de enmiendas parciales.
Y eso que el Gobierno siempre ha presentado esta ley de seguridad como complementaria del nuevo Código Penal, en el que desaparecen las faltas dividiendo las conductas punibles en delitos e infracciones Administrativas. De estas últimas se encarga la nueva Ley de Seguridad Ciudadana.
"Se confirma que, a partir de hoy y en contra de los usos habituales de la Cámara, el PP impone un procedimiento legislativo acelerado que impedirá la búsqueda de las transacciones y acuerdos que permitan adecuar el proyecto de ley a las exigencias de la Constitución y de la protección efectiva de los derechos y libertades de los ciudadanos y, también, a las necesidades de amparo de la actuación legítima de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado", se quejan los grupos de la oposición.