Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Consell de la Transició apuesta por elecciones plebiscitarias si el TC no se pronuncia

El presidente del Consell Assessor per la Transició Nacional, Carles Viver i Pi-Sunyer, se ha decantado este lunes por la opción de unas elecciones plebiscitarias, si el Tribunal Constitucional (TC) no dicta "en un plazo breve" sentencia sobre la Ley de Consultas y el decreto de convocatoria del 9 de noviembre o bien levanta la suspensión cautelar.
En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Viver Pi-Sunyer ha subrayado que "el problema es que llegará un momento en que si no se dicta sentencia, el momento de ir a votar (la consulta) no se hará dentro de la legalidad".
El jurista ha visto complicado y complejo tanto que el TC levante la suspensión y dicte una sentencia sobre la ley y el decreto antes del 9 de noviembre, aunque ha apostado por "desdramatizar" la situación.
"Parece que si no se puede votar se detiene el proceso, hemos de ver las cosas con más perspectiva; es un proceso largo y complicado", ha constatado el líder del consejo.
"Si de entrada ya consideramos que se detiene el proceso, demostramos poca seguridad en nosotros mismos", ha subrayado Viver Pi i Sunyer, que ha opinado que llevar a cabo una consulta alegal o un proceso de participación sería un acto de soberanía coherente con la declaración del Parlament.
"El hecho de que ahora no se pueda votar no debe llevar a una desmovilización", ha opinado, y ha defendido que para que no se llegue a una desmotivación y una frustración colectiva se deberán explicar algunos de los pasos a seguir.
A su juicio, unos comicios plebiscitarios se podrían celebrar con lista conjunta o separada, pero con un punto en común, y podrían llevar a una declaración unilateral de independencia (DUI) en menos de un año y medio, durante el que se podrían diseñar las estructuras de estado.
"El proceso se acaba cuando tienes ya suficientemente diseñadas estas estructuras, haces una constitución provisional e inicias una nueva", ha remarcado, el jurista, que igualmente ha indicado que se pueden encontrar fórmulas para hacer una consulta con suficientes garantías.