Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Corona respaldará las iniciativas para enfrentar la crisis económica

El Rey Juan Carlos y el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, presiden la reunión anual del patronato de la Fundación Carolina celebrada en el Palacio de la Zarzuela, el pasado 26 de enero. EFE/Archivotelecinco.es
La Corona orientará sus actividades de 2009 a respaldar las iniciativas que se solidaricen con los más afectados por la crisis económica y a avalar las medidas para hacerle frente, han informado fuentes de la Casa del Rey.
Don Juan Carlos ya adelantó el pasado 24 de diciembre en su mensaje de Nochebuena su solidaridad "con las numerosas personas que en nuestro país han perdido su empleo, sus familiares y tantos jóvenes que no encuentran trabajo" y, tras admitir que "no hoy recetas mágicas", instó a todos "a tirar del carro".
La Familia Real considera que la situación actual necesita el concurso de todos para hacer frente a la difícil situación económica, especialmente de las familias y de las pequeñas y medianas empresas, unas de las más afectadas que "requieren una atención especial" porque son el "motor de los puestos de trabajo".
Las elevadas cifras del paro que se citan en estos momentos no se barajaban el pasado mes de noviembre, pero el Rey se hizo eco de ese gran problema en su mensaje navideño.
En Zarzuela son conscientes que una de las vías más eficaces para afrontar la actual coyuntura pasa inevitablemente por la educación y la formación, sin olvidar que en el mundo global actual es esencial un sistema económico internacional de seguridad, por lo que serán algunos de los temas que se abordarán en las agendas de los miembros de la Familia Real.
Y en ese contexto de globalidad y de la necesidad de salir al exterior para consolidar los mercados cuyos beneficios repercutan en el país, se inscriben muchos de los planes de trabajo de los Reyes y los Príncipes en el extranjero.
La Corona, que carece de poder ejecutivo y por tanto no tiene un programa electoral, si puede respaldar el sentir de la sociedad y que se refleja en sus actividades.
Por eso el miércoles pasado, los Príncipes estuvieron en Sabadell en el 150 aniversario de la creación de "La Caixa" de esa localidad catalana y ya entonces, como el Rey en Nochebuena, el Heredero de la Corona confirmó en su discurso cual es el planteamiento de sus intenciones para este año.
Don Felipe pidió el "máximo esfuerzo y colaboración" de las fuerzas políticas, económicas y sociales del país para ayudar a las familias, las pequeñas y medianas empresas y los jóvenes a superar las dificultades de la actual crisis económica.
La Corona no tiene en sus manos, de acuerdo con el papel que le marca la Constitución, la capacidad de solucionar los problemas, pero si puede ser "la correa de transmisión" de las preocupaciones de quienes más van a sufrir con esta crisis, que, por otra parte, desea que sea lo más breve posible para que la sociedad española sea aún más competitiva.