Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cosidó advierte de las "numerosas referencias" a España en el terrorismo yihadista

Ignacio CosidóEfe

El Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, advierte en una entrevista concedida a Europa Press de que son "numerosas" las referencias a España procedentes del terrorismo yihadista, una "amenaza emergente" ante la que considera una obligación estar alerta. Según dice, son constantes las alusiones a Al-Andalus y a la presencia española tanto en la Unión Europea como en misiones militares internacionales.

"Las referencias a España son numerosas en estos grupos", alerta el Director General de la Policía, quien recuerda que España "está muy próxima geográficamente a África" al tiempo que se refiere a la situación actual en la zona del Sahel donde "hay algunos de estos grupos yihadistas se están implantando con mucha intensidad".
Precisamente esta semana la Policía ha detenido en España a dos miembros de origen ruso relacionados con la red terrorista Al Qaeda y a su colaborador turco. Según explicó el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, podían tener planes de atentar tanto en España como en otros países europeos.
El Director General de la Policía explica que "son relativamente comunes las referencias a Al-Andalus y en general a la consideración de España como potencial objetivo de estas redes terroristas por su propia pertenencia a la Unión Europea, por su presencia en algunas operaciones internacionales".
Insiste en que "son referencias múltiples". "Encontramos también algunas referencias específicas a nuestro país en las webs y en las páginas de estas redes que, en mi opinión, no deben ser dramatizadas pero que sí nos obligan a estar siempre alerta", detalla Cosidó al tiempo que añade también que se trata de una amenaza "absolutamente compartida" con el resto de la comunidad internacional.
Además de estas consideraciones sobre el terrorismo yihadista, Cosidó recuerda que ETA no se ha disuelto y afirma que la intención del Gobierno no es "sólo mantener, sino incluso intensificar la voluntad de luchar contra la banda terrorista". "Si perseveramos en esta línea, en esta lucha contra ETA pues podemos lograr ese objetivo definitivo que es la desaparición de la banda terrorista", confía.
"ETA NO MUESTRA VOLUNTAD DE DESAPARECER"
"ETA no está mostrando ninguna voluntad de desaparecer como organización terrorista", denuncia Cosidó al tiempo que insiste en que mientras los terroristas "mantengan el arsenal necesario para poder cometer un atentado, la obligación de la Policía es seguir luchando contra ella". "Y no voy a entrar en especulaciones sobre lo que ETA pueda decidir o no en un futuro inmediato", concluye.
Preguntado acerca de la presencia de la izquierda abertzale radical en las instituciones responde que "en el Estado de Derecho hay unas sentencias del Tribunal Constitucional que definen como legales partidos" y "más allá del rechazo por la ideología y el carácter totalitario de algunas de estas opciones, en un Estado de Derecho la obligación es respetar las sentencias".
Pero advierte de las "líneas rojas" que marca el propio Tribunal Constitucional y que "tiene que cumplir cualquier partido legal para poder seguir siendo un partido legal". "Por parte del Estado de Derecho nuestra obligación es velar para que ninguna de esas líneas rojas pueda ser transgredidas", avisa Cosidó quien asegura que "hay una actitud vigilante" por parte de la Policía "para que ninguna de esas líneas rojas sea transgredida".
Como diputado de la oposición, Cosidó destacó como uno de los principales arietes contra Alfredo Pérez Rubalcaba a causa del 'caso chivatazo'. Preguntado acerca de si sigue pensando que el secretario general socialista fue el responsable de aquella delación a ETA, el ahora director de la Policía recuerda que "hay una investigación abierta sobre el caso en la Audiencia Nacional".
"A mí ya no me corresponde como director general exigir responsabilidades políticas y en cuanto a las responsabilidades penales pues corresponde a la Audiencia Nacional", replica Cosidó quien sí garantiza "la máxima colaboración posible para el esclarecimiento del caso". "Me parecía grave estando en la oposición y me lo sigue pareciendo hoy", zanja.