Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite destaca que todavía quedan 92 ayuntamientos de Euskadi "pendientes" de colocar placas en memoria de víctimas

El colectivo de víctimas del terrorismo Covite ha destacado que todavía quedan 92 ayuntamientos en el País Vasco "pendientes" de colocar placas en memoria de las víctimas de ETA.
En un comunicado, Covite ha agradecido al Ayuntamiento del Barakaldo que haya decidido sumarse a su campaña 'Una víctima, una placa', que consiste en colocar placas en memoria de víctimas de ETA aún sin permiso municipal para ello, y que ha aprobado colocar placas en memoria de las ocho personas que ETA ha asesinado en el municipio.
"Barakaldo se convierte así en la segunda ciudad, después de Bilbao, que recoge el guante lanzado por Covite y que muestra su voluntad de no olvidar lo que ha significado el terrorismo", ha afirmado.
Además, ha recordado que aún quedan 92 ayuntamientos del País Vasco a los que se ha dirigido por carta proponiéndoles esta iniciativa y que "aún no se han pronunciado".
En este sentido, Covite ha advertido de "no recordar a quienes fueron asesinados en los lugares donde fueron asesinados es una bomba de relojería para las nuevas generaciones".
La campaña 'Una víctima, una placa' se inició el pasado 21 de septiembre, cuando Covite colocó en el Muelle Marzana de Bilbao una placa en memoria de María Luisa Sánchez Ortega, asesinada por ETA el 19 de febrero de 1987.
El 19 de octubre pasado, tal y como el colectivo anunció, colocó una nueva placa en San Sebastián en memoria del matrimonio formado por Miguel Paredes y Elena Moreno, asesinados a tiros en la calle San Lorenzo el 4 de abril de 1990. Cuando habían transcurrido menos de 48 horas desde la colocación, el Ayuntamiento de San Sebastián decidió retirar la placa. Covite mantiene su intención de volver a colocarla.