Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Covite censura la "manipulación de la historia" que el Gobierno vasco "promueve" a través de 'Plaza de la Memoria'

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo, Covite, ha censurado la "manipulación de la historia reciente" que el Gobierno vasco "está promoviendo" a través de la iniciativa 'Plaza de la Memoria', encuadrada en el "millonario" Plan de Paz y Convivencia.
En un comunicado, ha criticado que este proyecto, impulsado por el Instituto de la Memoria dependiente del Ejecutivo de Iñigo Urkullu, promueve estos días la celebración de una exposición en Bilbao que, a su juicio, "blanquea la historia del terror de ETA".
En la mencionada muestra, los organizadores han incluido la presencia de víctimas "del terrorismo, la violencia policial ilícita y del franquismo" y promueve lo que denomina "dinámicas de memoria y convivencia". Para Covite, el Gobierno vasco "insulta a las víctimas del terrorismo cuando pretende darles instrucciones para la convivencia".
El colectivo ha recordado que las víctimas de ETA llevan años conviviendo "con sus peores enemigos", que son aquellos ciudadanos vascos que "han alentado, consentido y justificado los más de 800 asesinatos perpetrados por la banda terrorista ETA".
En su opinión, "la actitud pacífica de las víctimas en este escenario, y más aún ahora que nos cruzamos por la calle con los asesinos de nuestros familiares, es la que ha permitido evitar una espiral de violencia en las calles del País Vasco".
Además, ha destacado que la convivencia entre víctimas de la Guerra Civil y del franquismo y víctimas del terrorismo de ETA "es una realidad entre muchas familias vascas víctimas del terrorismo etarra, muchas de ellas socias de Covite".
"Ninguna de ellas admitiría una versión de la historia como la que quiere promover el Gobierno vasco, que olvida premeditadamente que el hecho diferencial que ha marcado la historia reciente de Euskadi consiste en que ETA ha cometido la mayor vulneración de derechos humanos en situación de paz para imponer un proyecto político totalitario", ha manifestado.
Para el colectivo que preside Consuelo Ordóñez, el Ejecutivo autonómico "ignora intencionadamente este hecho" y, al mismo tiempo, "el significado político de las víctimas del terrorismo de ETA".
En este sentido, ha considerado que, si el Gobierno de Urkullu quiere poner en marcha "dinámicas de convivencia", tendrá que hacerlo "no entre los ciudadanos que hemos sido víctimas del terrorismo y, pese a ello, hemos vivido siempre pacíficamente y respetado la legalidad, sino entre aquellos que han participado por acción y por omisión en el asesinato de nuestros familiares, y hoy siguen justificando la violencia terrorista de nuestro pasado más reciente".