Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenido en Francia el autor del homicidio de un joven camerunés el pasado 2 de marzo en Irun (Guipúzcoa)

Imputadas penalmente otras tres personas por su posible colaboración en la huída del arrestado
Agentes de la Gendarmería francesa, en colaboración con la Ertzaintza, han detenido en Francia al presunto autor del homicidio de un joven camerunés el pasado 2 de marzo en una zona de ocio de Irun (Guipúzcoa). Además, otras tres personas han sido imputadas penalmente por su posible colaboración en la huída al país vecino del arrestado.
Según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, el presunto homicida habría apuñalado a un joven camerunés de 24 años que falleció poco después, sin que los servicios sanitarios trasladados allí pudieran hacer nada por salvarle la vida. Las mismas fuentes han indicado que, a raíz de estos hechos, la Ertzaintza inició una investigación para localizar y detener al autor del apuñalamiento.
Las primeras pesquisas practicadas hicieron sospechar que se trataba de un varón de 29 años, de nacionalidad dominicana y residente en Irun, que pudiera haber huido cruzando la frontera tras la comisión del hecho.
La Ertzaintza trasladó a la Jueza Instructora del Juzgado de Irun su convencimiento de que la persona buscada pudiera encontrarse en territorio francés, lo que motivó que la Autoridad judicial emitiera, a su vez, una orden europea de detención contra el sospechoso y que trasladara a la Corte de Apelación de Pau, dentro de una comisión Rogatoria Internacional, una serie de datos aportados por la Ertzaintza para que las autoridades francesas pudieran practicar las gestiones de investigación pertinentes.
A partir de ese momento, agentes del servicio de investigación de la Gendarmería han realizado una serie de indagaciones, en colaboración con la Ertzaintza, que finalmente han permitido determinar que el huido pudiera encontrarse oculto en una vivienda situada en la localidad de Châteauroux, en la región central de Francia, a más de 500 kilómetros de la frontera.
Según la Ertzaintza, el pasado jueves agentes de la Gendarmería irrumpieron en el inmueble, en cuyo interior localizaron y detuvieron al presunto homicida, que se encontraba allí desde su huida, en compañía de otro varón y de una mujer, ambos de la misma nacionalidad que el detenido.
Además, en el marco del mismo proceso de investigaciones, la Ertzaintza ha imputado penalmente por el delito de encubrimiento a tres mujeres cercanas al detenido, ante los indicios de que pudieran haberle ayudado a ocultarse en una vivienda de Irun durante las primeras horas tras el homicidio, así como haber colaborado posteriormente en su huida a territorio francés.
"ESCLARECIDOS"
El Departamento vasco de Seguridad ha indicado que con la detención del presunto autor del homicidio de Irun da por esclarecidos los dos delitos de esta naturaleza que se han producido en Euskadi durante lo que llevamos de año.
El otro caso tuvo lugar el pasado 17 de marzo en Mungia (Vizcaya), cuando una mujer de 35 años y nacionalidad brasileña fue encontrada muerta en su domicilio con síntomas de estrangulamiento. La Ertzaintza detuvo pocas horas después a su excompañero como presunto autor del homicidio.