Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Detenidos los miembros de un grupo que introducía importantes cantidades de cocaína en la Comunidad Valenciana y Murcia

La Policía Nacional ha detenido a los cuatro miembros de una organización, asentada en la Región de Murcia y la Comunidad Valenciana, dedicada a la venta y distribución de cocaína de gran pureza. En total han sido incautados más de cuatro kilos de cocaína que habían transportado en un compartimento secreto habilitado en el salpicadero de un vehículo, y que contaba con un dispositivo electromecánico de apertura.
Según ha informado la Policía, las investigaciones se iniciaron a principios de año cuando se tuvo conocimiento de la presencia en la Región de Murcia de un grupo de individuos que, de forma organizada, estaban creando la infraestructura necesaria para la adquisición, ocultación y posterior venta de cocaína en esta Comunidad.
Los investigadores detectaron el envío de una cantidad importante de cocaína de gran pureza a la localidad de Molina de Segura (Murcia), por parte de miembros de la organización asentados en la Comunidad Valenciana y lo interceptaron.
Tras realizar las preceptivas pruebas químicas se comprobó que contenían cocaína de gran pureza y procedieron a la detención de las cuatro personas, tres hombres y una mujer que participaban en la transacción de la droga. Los cuatro detenidos de edades comprendidas entre los 38 y 62 años, contaban con antecedentes policiales por hechos similares.
Tras los arrestos, los investigadores comprobaron que los traficantes habían creado un sofisticado sistema de ocultación con apertura electromecánica en el salpicadero del vehículo. De ahí se extrajeron los cuatro paquetes de cocaína aprehendidos y que arrojaron un peso total de 4.620 gramos.
Posteriormente se practicó un registro domiciliario en la localidad de Molina de Segura, donde se hallaron pequeñas cantidades de hachís. Las investigaciones policiales han sido llevadas a cabo por el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Local de Policía Judicial de la Comisaría de Cartagena.