Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Díaz aconseja a Iglesias "no emborracharse de encuestas" no vaya a ser que "tenga que desmontar los muebles de Ikea

Defiende que el PSOE va a ir "de menos a más" y cree que la gente quiere que el partido "se venga arriba"
La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha aseverado este viernes que no le "gusta" el "egoísmo" del secretario general de Podemos y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, y le ha aconsejado que "no se emborrache de encuestas" no vaya a ser que el resultado que obtenga en las elecciones generales no sea tan bueno como espera y "tenga que desmontar los muebles de Ikea".
Al hilo de la estética propia de la multinacional sueca que Podemos ha elegido para su programa de campaña, la presidenta andaluza se ha dirigido a Iglesias para recordarle que las últimas elecciones autonómicas a las que se presentó Javier Arenas, el PP-A, que se había "emborrachado de encuestas", tuvo que dejar sin desenrollar la pancarta con la que pretendía celebrar la victoria electoral.
Así, ha advertido al líder de Podemos para que tenga "cuidado" de que no le ocurra lo mismo porque "en desmontar los muebles de Ikea se tarda más que en desmontar una pancarta del PP".
Así ha comenzado la dirigente andaluza el acto de campaña que ha protagonizado este viernes en el municipio sevillano de Écija, donde ha estado acompañada del cabeza de lista del PSOE al Congreso de los Diputados por Sevilla, Antonio Pradas; la secretaria general del PSOE de Sevilla, Verónica Pérez; y del anfitrión, el alcalde del municipio, David García Ostos.
Ante vecinos de la Plaza de la Guita, Díaz ha advertido de que el PSOE "va a ir de menos a más", en alusión a los datos de la encuesta preelectoral del CIS, que le sitúan en tercera posición; y ha mantenido que en los días que lleva de precampaña y campaña ha observado que "en la calle la gente quiere que el PSOE se venga arriba y que ganemos por Andalucía".
"Somos el PSOE y el PSOE es mucho PSOE", ha avisado la dirigente socialista, que hoy no ha compartido que la situación sea "difícil" y que ve a su partido "en condiciones de ganar".
La presidenta no ha ocultado que no le "gusta" el líder de Podemos porque --ha justificado-- "no me gusta que se engañe a la gente, que le diga a Rivera que soy presidenta porque él quiso o que diga que somos la vieja socialdemocracia que se vendió en la Transición".
Además, le ha reprochado que quiera parecer "amigo de los socialistas". "¿Amigo de quién? Eres amigo de ti mismo", se ha preguntado la también secretaria del PSOE-A, para la que Iglesias "representa el egoísmo" y "le da igual decir que es comunista, que de arriba o de abajo o que socialdemócrata".
"IGLESIAS NO ES DE FIAR"
"A mí no me gusta él", ha sentenciado la presidenta después de explicar que a Iglesias "se le escapó que no le gusta el PSOE". En otro momento de su intervención ha dicho que Iglesias "no es de fiar" y que ha comparado su actitud con la del histórico dirigente de IU Julio Anguita, del que ha recordado que "llegó a jugar al dominó con Aznar" y que "no entendió que los españoles eligieron al PSOE" porque, como los socialistas, "no querían hacer la revolución sino reformas que permitieran que los ciudadanos vivan mejor".
A su juicio, muchos líderes de Podemos "nunca han superado el odio al PSOE" y "no han entendido que los socialistas se pusieron al frente en este país para garantizar que a la inmensa mayoría de los ciudadanos les fuera bien".
Al contrario, Iglesias "sólo quería el poder para él y por eso le dio igual que Rajoy haya estado seis meses más en Moncloa". "No puede estar engañando igual que la derecha, ahora dice que es socialdemócrata, si quiere ser socialista, que vote al PSOE", ha añadido.
También en varias ocasiones ha defendido el legado de socialistas como Felipe González, Alfonso Guerra, José Luis Rodríguez Zapatero, Alfredo Pérez Rubalcaba y otros muchos y le ha recordado a Iglesias que, lejos de insultarle al compararla con ellos, la enorgullece. Incluso ha ensalzado el trabajo de comunistas como Santiago Carrillo en la Transición y ha criticado que ahora en su "matrimonio de conveniencia" con IU, Podemos no deje a los comunistas "mostrar sus banderas".
CAÑAMERO, ESCONDIDO
Volviendo al "catálogo" de Podemos, Díaz se ha preguntado por qué el número uno de la lista por Jaén, Diego Cañamero, no aparece en el mismo. "No lo quieren mostrar porque saben que representa el rostro más duro que ha tenido la izquierda, que se levantó y dijo que no había que dejar que gobernara el PSOE ni que yo fuera presidenta", se ha respondido.
En la misma línea, la líder del Ejecutivo andaluz ha criticado que lo único que hay en ese "catálogo" para los pueblos, la agricultura y el desarrollo rural es una sección de "terraza y jardín". "Así es como entienden en la capital lo que somos en los pueblos; ni conocen ni les interesa hablar de la PAC, de las ayudas perdidas, del olivar en pendiente o de la uva pasa", ha reprochado.
RAJOY, "SIN LEVANTARSE DE LA HAMACA"
Una vez expuestas las intenciones y actitudes que, a su juicio, tiene Podemos, Díaz se ha centrado en el PP y en su presidente, Mariano Rajoy, que "sigue sin levantarse de la hamaca para ponerse a trabajar". La presidenta ha repasado con detalle todo a lo que el Gobierno 'popular' "ha metido la tijera", como la Educación, la Sanidad o la Dependencia y cómo esos recortes han sido "frenados" por la Junta de Andalucía y se ha preguntado "para qué" han servido todas las dificultades atravesadas si España "tiene la misma riqueza que hace seis años" y los ciudadanos están peor que en ese momento.
La presidenta ha calificado a Rajoy de "temerario, insensible y cruel" por "poner en peligro las pensiones" y, en definitiva ha aseverado que "está poniendo en peligro todo lo que nos ha costado mucho construir". Además, considera que el líder del PP "cree que va a ganar las elecciones sin moverse, alimentando el miedo".
"EL PSOE, EL ÚNICO CAMINO"
Así las cosas, ha defendido que entre quienes "lo quieren cambiar todo, hasta lo que funciona, y uno que no quiere cambiar nada", "sólo hay un camino, el PSOE". En ese punto ha defendido que las del 26 de junio son "las elecciones más importantes desde el año 82" porque los españoles "nos jugamos el futuro del país y lo que les vamos a dejar a nuestros hijos y nietos".
Díaz ha defendido que un país y un proyecto de futuro "no se puede construir desde el miedo ni desde el odio, sino con esperanza e igualdad" y, en ese punto, ha aludido a su gestión en Andalucía, "blindando" materias como la Educación, la Sanidad o los Servicios Sociales como ejemplo de "hacer las cosas bien".
Ha sido en ese momento cuando la presidenta ha aludido al candidato socialista a La Moncloa y secretario general de su partido, Pedro Sánchez, del que ha dicho que "hace falta un presidente como él en Madrid", que comparta esa misma óptica y sepa defender los derechos de los ciudadanos.