Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Dimiten dos alcaldes del Partido Popular español tras ser imputados en tramas de corrupción

Dos alcaldes del Partido Popular (PP), el principal de la oposición en España, anunciaron hoy su dimisión tras ser imputados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón en una presunta trama de corrupción.
Se trata de los regidores de las localidades madrileñas de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, y Arganda del Rey, Ginés López, quienes han solicitado además a la dirección del PP la suspensión cautelar de su militancia para no perjudicar al partido.
También el concejal del PP en la localidad andaluza de Estepona Ricardo Galeote renunciará a su acta de edil en los próximos días tras haber sido igualmente imputado por Garzón.
El juez trasladó este jueves el caso a los tribunales superiores de Madrid y Valencia después de hallar indicios contra altos cargos públicos regionales, entre ellos el presidente del Gobierno de Valencia, Francisco Camps, y tres diputados de la Asamblea de Madrid.
Los dos regidores negaron las imputaciones y justificaron sus dimisiones para "dejar al margen" a sus Ayuntamientos.
El presidente valenciano, por su parte, dijo hoy que asume con "absoluta tranquilidad y paz" la implicación en la supuesta trama de corrupción investigada, aunque admitió estar "indignado" con algunas informaciones que se están publicando.
En su auto, Garzón sostiene que cargos del PP nacional convirtieron a la empresa Special Events, presidida por el principal implicado en la trama, Francisco Correa, "en la que acapararía la mayor parte de los actos de promoción de dicha formación política".
Correa desarrolló entre 1996 y 2004 "un conjunto de relaciones" que le permitieron crear "un círculo de personas que, o bien le concedían la organización de eventos" o "una vez que obtenían un cargo público facilitaban la entrada de las empresas de Correa en la administración que gobernaban", continúa el magistrado.
Según el auto, "para ganarse el favor de los responsables políticos entregaba dádivas de todo tipo, desde dinero en efectivo a regalos de lujo, coches, pantallas de televisión de plasma u otros objetos".
En el caso concreto de Camps, Garzón lo acusa de adquirir trajes por 12.783 euros (unos 16.000 dólares) pagados por la empresa Orange Market, filial de Special Events en Valencia, a cambio de otorgar adjudicaciones a esta sociedad desde 2005 a 2009 por valor de unos cuatro millones de euros (5 millones de dólares).
La investigación pretende determinar si se trata de un caso de enriquecimiento personal ilícito o hay encubierta una trama de financiación irregular del partido.
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, anunció hoy que los afiliados a su partido que aparecen en los autos del juez Baltasar Garzón como implicados en la operación "Gürtel" han solicitado su baja cautelar de militancia, a excepción de Francisco Camps y Ricardo Costa, secretario general del PP de Valencia.
Cospedal insistió en que todas las peticiones de suspensión de militancia formuladas han sido voluntarias y con el fin de no dañar al partido y de ejercer en mejores condiciones su derecho a la defensa.