Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Domènech (ECP) avisa a Pedro Sánchez de que la política de Susana Díaz es el "suicidio" del PSOE

Promete un plan de ciudades pequeñas y medianas dotado con 5.000 millones de euros
El candidato de EnComúPodem (ECP) a las elecciones generales, Xavier Domènech, ha advertido este lunes al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de que si sigue el dictamen de la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, de rechazar un pacto de gobierno con Podemos será "el suicidio" de los socialistas.
Lo ha dicho en rueda de prensa en la plaça de l'Ajuntament de Igualada (Barcelona), que ha compartido con el catedrático de Ciencias Políticas de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) Joan Subirats para presentar el proyecto para ciudades pequeñas y medianas en todo el Estado.
"Es evidente que Díaz está en contra del pacto y que está poniendo mucha presión a Pedro Sánchez, pero si siguen la política de Susana Díaz, el PSOE se va al suicidio político", ha afirmado sobre el secretario general socialista.
Domènech ha asumido que ningún partido quiere suicidarse y ha confiado en que el PSOE acabe dando el visto bueno a la entente con la formación morada y sus confluencias, para conseguir el Gobierno del cambio "que quieren los votantes socialistas".
"Díaz dice que defendemos privilegios cuando lo que hacemos es defender derechos eliminados tras las políticas del PP", ha dicho el candidato, que ha afirmado que dichas políticas han creado la fractura del proyecto para la convivencia de todos los pueblos del Estado.
Por todo ello, ha lamentado que el interés de Díaz esté en dar apoyo a la gran coalición con el PP y C's, "en lugar de apoyar a un gobierno de izquierdas, en favor de las políticas sociales y de la lucha contra la corrupción".
BATET
Ha contrastado la postura de la líder andaluza con la de la candidata del PSC, Meritxell Batet, que este mismo lunes ha afirmado que "si Podemos se autodefine como partido de izquierdas, a priori parece que debe haber mayores coincidencia y más facilidades" para llegar a un acuerdo.
Domènech ha recordado que Batet es la única dirigente del PSOE que lo defiende, al margen de los socialistas catalanes, y ha recordado que en la anterior legislatura intentaron llegar a un pacto a la valenciana con el PSOE que no se fraguó y que, en esta ocasión, la propuesta es llegar a un pacto a la barcelonesa, emulando lo sucedido en el Ayuntamiento de Barcelona, donde BComú ha dado entrada a cuatro concejales socialistas.
5.000 MILLONES
Durante la rueda, Domènech y Subirats han explicado la propuesta de su programa de crear un plan de ciudades pequeñas y medianas para el primer año de legislatura dotado con 5.000 millones de euros como plan de choque antes de poner en marcha la Ley de bases de régimen local que pretende sustituir a la LRSAL.
Subirats ha explicado que ahora mismo los recursos de las administraciones están repartidos en un 50% para la esfera estatal, un 34% para la autonómica y que los municipios administran un 13%, lo que Domènech ha tachado de centralista.
El plan se singularizará para cada ciudad --tendrá en cuenta la población, pero también la renta y el nivel de paro-- y debe garantizar la cohesión social y urbana, tener un programa de revertebración y de tejido social, y garantizar los derechos básicos.
Los 5.000 millones se obtendrán de la recuperación del IVA que se carga a las administraciones locales, con la creación de un fondo extraordinario recogido en los Presupuestos del Estado y a través de la negociación de fondos europeos.
"Son los municipios los que vertebran el país y los primeros que sufren el impacto de la crisis", ha afirmado Domènech, que ha aclarado que el plan excluye a las grandes ciudades porque en los movimientos de descentralización han sido mas beneficiadas que las poblaciones pequeñas.
Subirats ha puesto como ejemplo para el plan a los países nórdicos donde las administraciones locales gestionan Sanidad y Educación, pero ha destacado que esto no implica necesariamente que la redistribución de fondos venga de la dotación de las comunidades autónomas: "La dotación del Ministerio de Sanidad no tiene sentido cuando muchas comunidades tiene transferida la competencia".