Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu cree que el debate sobre el derecho a decidir debe "darse y dilucidarse en Euskal Herria"

Cree que en este momento "ya no cabe" ofrecer a la ciudadanía proyectos "cocinados, sea más estatuto o sea federalismo"
EH Bildu ha calificado de "triunfo" que "esté sobre la mesa" el debate sobre el derecho a decidir, aunque ha considerado que el citado debate se debe "dar y dilucidar en Euskal Herria" con los agentes sociales y políticos vascos y que "es aquí donde se deben construir los acuerdos, los consensos y las mayorías".
Los representantes de EH Bildu Maite Ubiria y Maiorga Ramírez han ofrecido una rueda de prensa en San Sebastián, en la que han destacado que "no es el momento de quedarse mirando a los estados, máxime cuando sabemos que no tienen ninguna voluntad democrática de reconocer el derecho a decidir de la ciudadanía vasca".
"Nos alegramos que el debate esté sobre la mesa, lo interpretamos como un triunfo de las gentes soberanistas y de izquierdas, pero es un logro, es un debate que se debe tiene que dar y dilucidar en Euskal Herria", han remarcado.
En la comparecencia han realizado un balance positivo de los actos celebrados el fin de semana en Larresoro y Pamplona con motivo del Aberri Eguna que, según han dicho, han sido "un éxito de participación y de adhesión social a favor de la independencia".
Ramírez ha destacado que ambos actos reflejan que "la independencia de Euskal Herria se está construyendo con el apoyo de partidos políticos pero, sobre todo, desde la ciudadanía". En ese sentido, ha señalado que se han celebrado este año "conscientes de que estamos en un momento clave para el derecho a decidir en el Estado español y en el conjunto de Europa".
"Los movimientos que sí o sí se van a dar en otoño en Cataluña y en Escocia serán una referencia también para Euskal Herria", ha afirmado, al tiempo que ha precisado que "el camino a la independencia en Euskal Herria sólo se puede construir desde aquí, con una hoja de ruta propia que responda a las necesidades propias que tiene la sociedad vasca".
"PROYECTO REALIZABLE"
EH Bildu ha recordado que "el primer gran logro del soberanismo fue poner la independencia en la agenda del país" y ha señalado que ésta "ha dejado de ser la aspiración abstracta para ser un proyecto realizable y viable más pronto que tarde, hasta el punto que los estados no han tenido más remedio que tener muy en cuenta la agenda independentista".
Ramírez ha insistido en que la mayoría social vasca está a favor del derecho a decidir "como ejercicio de democracia para decidir el futuro del país" y ha asumido que "estamos a las puertas de ejercer" ese derecho. "Vamos a decidir sin límites constitucionales ni estatutarios, sin corsés impuestos o autoimpuestos", ha remarcado.
A su juicio, en este momento "ya no cabe" ofrecer a la ciudadanía proyectos "cocinados, sea más estatuto o sea federalismo", sino que sólo se le puede "dar la palabra que le corresponde".
Por lo tanto, el dirigente soberanista ha considerado que "no tiene ningún sentido permanecer mirando a Madrid" porque "el camino no puede negar y disolver el derecho de decisión de la sociedad vasca con un Estado que no acepta, no respeta" el citado derecho. "Esa es la base del conflicto político y la clave es el reconocimiento de Euskal Herria como sujeto político y como ámbito de decisión", ha reiterado.
Para EH Bildu, mientras el Estado no acepte ese "principio democrático básico" los vascos deben emprender su "propio camino" poniendo "encima de la mesa contenidos y pasos concretos, acuerdos entre mayorías que acepten el derecho democrático de nuestro pueblo a decidir, acuerdos entre agentes políticos, sociales y sindicales para avanzar, sin perdernos en una falsa discusión sobre nuevos estatus políticos totalmente condicionados y limitados por la legalidad española".
En este sentido, ha insistido en que las instituciones "tienen el deber democrático de hacerse eco de la demanda mayoritaria a favor del derecho a decidir para facilitar un proceso que ya está en marcha".