Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

EH Bildu se solidariza con el senador Goioaga y dice que es víctima de "una política de venganza"

La diputada de EH Bildu en el Congreso Onintza Enbeitia ha mostrado este martes la solidaridad de su formación con su compañero el senador Iñaki Goioaga, al que ha definido como "víctima de una operación de venganza".
Así se ha pronunciado la coalición abertzale en la Cámara Baja horas antes de que el Senado vote el suplicatorio cursado por el Tribunal Supremo para poder investigar a Goioaga por los delitos de pertenencia o colaboración con la organización terrorista ETA.
Según Enbeitia su compañero de partido "ha sido víctima de una operación que responde a una política de venganza que se puede situar en unos años atrás pero no en el marco actual".
Por eso, ha pedido al Gobierno que dé "marcha atrás en este tipo de persecuciones y en todas las políticas de excepción que tiene contra cierto colectivo del País vasco que lucha por sus Derechos Humanos".
El procedimiento contra Goioaga, que es senador autonómico elegido por el Parlamento Vasco, se abrió el pasado 20 de septiembre en el Supremo a petición de la Audiencia Nacional. En la exposición razonada que remitió el juez instructor, Eloy Velasco, éste destacaba que el miembro de Bildu estaba integrado, "con especial relevancia", en una estructura del frente de cárceles formada por abogados que, "aprovechando su actividad profesional de asistencia letrada, ejercen sus funciones de acuerdo a las directrices de la organización terrorista".
En la causa que instruye Velasco hay otros 44 imputados, entre ellos los abogados Arantza Zulueta, Kepa Mancisidor, Ainhoa Baglietto y Alfonso Zenon, quienes se encargaban de la defensa legal de los presos "anteponiendo los intereses de ETA" a los de carácter personal, participaban en su adoctrinamiento político, facilitaban información sobre su situación a la dirección de la banda y les trasladaban sus directrices, según la investigación.