Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC lleva a Fiscalía al ministro Fernández Díaz y al director de la Oficina Antifraude catalana por sus conversaciones

ERC ha llevado a la Fiscalía de Barcelona este jueves el caso de las conversaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña (Oac), Daniel de Alfonso.
Lo ha anunciado el presidente de ERC, Oriol Junqueras, durante un mitin en Barcelona, donde ha celebrado que el partido no ha sufrido ningún caso de corrupción en sus 85 años de historia: "No hay nada que encontrar. Lo han buscado todo y no han encontrado nada".
La denuncia considera que la literalidad de la conversación demuestra la intención de los interlocutores de promover investigaciones prospectivas sobre determinadas personas por "su adscripción política pública o su relación familiar con políticos", sin vinculación aparente con la existencia de indicios delictivos.
En la conversación, Fernández y De Alfonso hablan de posibles elementos incriminatorios contra determinadas personas que la Oficina Antifraude catalana podía estar investigando, "pero se insiste en la necesidad de someter a personas determinadas a una investigación exhaustiva en la búsqueda de cualquier elemento" que pueda poner en duda su honorabilidad, considera ERC.
"Se hace referencia a la instrumentalización de investigaciones para afectar la agenda política e impedir, por ejemplo, que se concretara un acuerdo de coalición electoral", detallan, refiriéndose al presunto intento de impedir que se materializara Junts pel Sí.
Los republicanos también ven "uso de recursos privados a iniciativa del jefe de la Oficina Antifraude de Cataluña para la investigación extraoficial de sospechas sobre determinadas personas", ya que no se cumplían --a su entender-- los supuestos legales para iniciar una investigación oficial y pública.
Así, creen que se vulneran los artículos 404, 417 y 418 del Código Penal por actos arbitrarios de funcionarios públicos, divulgación de informaciones secretas y ejercicio de influencias entre funcionarios.