Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC defiende el proceso, compara a Rivera con Trump y avisa a Sánchez de una crisis interna en el PSOE

Rufián proclama el triunfo de los independentistas y pide a PP, PSOE y C's que dejen de vender como una "crisis" lo que fue "una derrota"
El portavoz adjunto de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, se ha estrenado este viernes en la tribuna de oradores del Congreso durante la sesión de investidura de Pedro Sánchez, defendiendo el proceso independentista en Cataluña, comparando al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, con el multimillonario Donald Trump, aspirante a candidato del Partido Republicano, y avisando al líder del PSOE de una próxima "crisis interna" en su partido.
Rufián ha abierto su discurso cargando contra PSOE, PP y sobre todo contra Ciudadanos, a los que ha definido como "la nueva derecha 'cool' 2.0 barnizada" y a los que ha rebautizado como "el hacendado del PP", en referencia a la marca blanca de una conocida cadena de supermercados.
El diputado de ERC ha dedicado el grueso de su discurso a dejar claro que él está en el Congreso para defender "el derecho a ser lo que quiera ser cualquier pueblo ante una urna" y ha recurrido a sus propios orígenes para ilustrar lo que, a su juicio, sucede en Cataluña.
"Soy hijo y nieto de andaluces que llegaron a Cataluña hace 55 años desde Jén y Granada, soy lo que llaman un charnego y soy independentista. He aquí su derrota y he aquí nuestra victoria", ha sentenciado, antes de proclamar que el proceso independentista está refrendado por personas con distintos orígenes, lenguas y apellidos.
Rufián ha destacado que su padre y su abuelo, uno albañil y otro taxista, estarían hoy defendiendo el derecho de autodeterminación porque, aunque no fueron mucho a la escuela, "les sobró dignidad para saber que la democracia iba de votar, que si no votaban estaban en otra cosa y que si votabas, ganabas y te decían que no estabas en una cosa aún peor".
NI AMENAZAS, NI SENTENCIAS, NI INSULTOS
Tras rechazar las "amenazas, sentencias e insultos" contra el proceso independentista, ha reivindicado que sus abuelos fueron capaces de "lo imposible" al levantar sus "casas" y sus "barrios" de "la nada" y se ha preguntado de qué no serán capaces sus "herederos", en referencia a la independencia.
A lo largo de toda su intervención, Rufián ha querido colocar en el mismo plano a PSOE, PP y Ciudadanos a los que ha recriminado que nieguen a Cataluña ser "lo que quiere ser" apelando a un mundo sin fronteras cuando ellos las levantan "muy altas y con cuchillas" en Ceuta y Melilla.
También les ha echado en cara que defiendan como "sacrosanta" la Constitución y luego cambien el artículo 135 sin consultar al pueblo y, sin mencionarlo expresamente, ha aludido a una frase del ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, quién afirmó que una Cataluña independiente sería como una "república medieval que vagaría por el espacio sideral".
VAGANDO POR EL ESPACIO MEDIEVAL
"Cuando ustedes gobiernan han estado con 750.000 personas sin ingresos, con 800.000 personas sin asistencia sanitaria, con 13 millones de pobres, un 32% de pobreza infantil, un 50% de paro juvenil si eso no es medieval y si eso no es vagar por el espacio sideral, suban aquí y nos lo vuelven a explicar", les ha retado.
Y también ha recordado que su compañero Santi Vidal está "inhabilitado por ser independentista" mientras se puede ver al extesorero del PP Luis Bárcenas "esquiando en Baqueira", a Rato "en un yate", al expresidente de la Diputación de Castellón Carlos Fabra, "comprando lotería", al expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa "comiendo en reservados" y al que fuera ministro de Franco, Rodolfo Martín Villa "paseando por El Retiro". Todos estos comentarios han sido aplaudidos por parte de la bancada de Podemos.
Rufián ha destacado que mientras Cataluña tuvo un "presidente cordobés", José Montilla, es muy difícil que España tenga uno catalán. "Hay uno que lo quiere ser y está pidiendo perdón continuamente por serlo", ha dicho, en referencia a Albert Rivera, al que ha comparado con Donald Trump.
Además, ha tildado de "mentirosos" y "miserables" a quienes, en un país con "2,7 millones de niños pobres", dicen que "el problema del sistema educativo es que los niños estudian catalán en Cataluña".
ESTO SE CURA EN CATALUÑA
"Podríamos seguir hablando de Ciudadanos, los conocemos perfectamente. A quien se cree que Rivera es Churchill y no Donald Trump, se cura en Cataluña, viendo como salen pitando del Parlament para no condenar el franquismo. A quienes viendo como defienden políticas neoliberales creen que Ciudadanos es reformista, progresista o de centro, se cura en Cataluña", ha enfatizado.
Tras todas estas críticas, Rufián ha les ha espetado a PP, PSOE, y C's que Junts pel Sí les ganaron en Cataluña el 27 de septiembre. "Les ganamos como nunca y con quien nunca, les ganamos frente a una urna y frente a una enorme maquinaria mediática y de poder", les ha remarcado antes de pedirles "por favor" que sean "demócratas" y dejen de "llamar crisis de convivencia a una derrota". "Crisis de convivencia la que usted tendrá en el PSOE a partir de hoy", ha avisado a Pedro Sánchez.