Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

ERC pide negociar una separación amistosa porque no ve "puertas abiertas" en la carta de Rajoy

Cree que el PP es "guerracivilista" cada vez que Cataluña ofrece diálogo al Estado
La portavoz de ERC, Anna Simó, ha asegurado que no hay "puertas abiertas y ventanas medio levantadas" en la carta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, envió al de la Generalitat, Artur Mas, y que el objetivo del diálogo debe ser negociar con el Estado una separación amistosa.
En rueda de prensa, ha dicho este lunes que, cada vez que Cataluña ha ofrecido diálogo al resto de España en los últimos años, el PP ha optado por una "orientación guerracivilista, intentando enfrentar a unos con otros" como hizo durante el debate del Estatuto al promover una recogida de firmas en contra de la reforma catalana.
Según ella, una prueba más es la reacción del Gobierno de José Ramón Bauzá (PP) a las demandas de la comunidad educativa de Baleares, que este lunes han empezado una huelga indefinida contra el decreto de trilingüismo.
Simó afirma que el Gobierno central, quiere un "monólogo" más que un diálogo, y eso significa desvirtuar las propuestas que se hacen de Cataluña.
Los republicanos han emplazado al Gobierno central a analizar las cinco vías que propone el Institut d'Estudis Autonòmics (IEA) para posibilitar una consulta de autodeterminación dentro de la legalidad, e incluidas en un anexo en la carta de Mas a Rajoy.
Si el Estado se opone a una consulta, Simó ha abogado por una ley catalana de consultas que dé cobertura legal a esta iniciativa: "La cuestión no es si nos podemos separar o no, porque esta es una cuestión que el pueblo de Cataluña tiene clara de forma mayoritaria".
Ha destacado que ERC no tiene "grandes esperanzas, por no decir ninguna", en el diálogo con el Estado, pero ha destacado que debe hacerse en torno a las cinco vías legales que concretó el IEA.
"A FUEGO LENTO"
Después de que el vicepresidente de la CE, Joaquín Almunia, haya dicho que un Estado catalán se quedaría fuera de la UE, Simó ha destacado que lo importante es trabajar "a fuego lento" para lograr que la comunidad internacional asuma progresivamente las demandas catalanas.
"No nos preocupa lo que pueda decir ahora Almunia", ha destacado Simó, convencida de que las tesis catalanas a favor de una consulta acabarán siendo asumidas internacionalmente.