Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Erkoreka ve "algunos defectos" en la gestión de Zumarraga Arcelor y no descarta que el cese pueda "oxigenar" a ACB

Insiste en que la falta de "interlocutor efectivo", por el Gobierno en funciones, está resultando "enormemente perjudicial"
El portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, ha afirmado que se han dado algunos "defectos y lagunas" en gestión que se ha hecho de la planta de Arcelor en Zumarraga y cree posible, por otra parte, que el cese parcial de su actividad puede "oxigenar" a plantas cercanas como la ACB de Sestao.
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, ha asegurado que el anuncio de cesar parcialmente la actividad en Zumarraga tiene que ver con circunstancias generales como el dumping del acero chino o el precio de la energía en el Estado español que "no tienen que ver con la responsabilidad de Arcelor", pero cree que también hay otras "más concretas que sí están directamente relacionadas con la gestión que la dirección ha hecho en Zumarraga.
En este sentido, ha indicado que "quizá" no ha puesto el "énfasis necesario" en la diversificación del producto y en el incremento de la competitividad". Asimismo ha recordado que alcanzó recientemente un acuerdo con los trabajadores, por el que se les reducía un parte de sus retribuciones "a cambio de un compromiso de la empresa para continuar en activo".
Por lo tanto, cree que se han podido dar "algunos defectos y lagunas" en esa gestión "y no sé hasta que punto un incumplimiento de un acuerdo con los trabajadores" y, respecto a las actuales relaciones del Gobierno vasco, se ha remitido "casi en bloque" a lo expresado por la consejera de Desarrollo Económico y Competividad, Arantza Tapia.
ACB
Preguntado por si cree que la decisión sobre Zumarraga hace más complicado el futuro para la ACB, perteneciente al mismo grupo y en parada temporal indefinida, ha manifestado que es "posible que ocurra lo contrario".
"En la medida que eran dos plantas que podían estar compitiendo en la producción, en una producción que ya era excesiva, es posible --no me atrevo a asegurarlo tajantemente--, pero es posible que esto, de alguna manera, a las plantas más cercanas en la medida en que un competidor inmediato y cercano desaparece de escena", ha explicado.
Erkoreka ha señalado que no es un experto en la materia y, por tanto, "no quiero sentar cátedra en esta cuestión" pero considera que es "un efecto que puede producirse", en la medida en que "no ha habido una diferencia cualitativa muy trascendente entre la producción de una planta y otra".
El portavoz del Gobierno vasco ha indicado que no cree que se esté ante el cierre de las grandes acerías en Euskadi ya que, a su juicio, este sector es "viable" en el País Vasco. En este sentido, ha señalado que el Gobierno vasco está trabajando "con gran parte de las plantas que existen en Euskadi para garantizar su competitividad y mejorar sus procesos productivos y la gestión empresarial".
"En definitiva para asegurar que puedan continuar produciendo acero, adaptado a las circunstancias actuales, pero dotando de viabilidad a la empresas y garantizando el empleo", ha añadido.
Respecto al hecho de que Arcelor no mantenga la producción en plantas como Zumarraga y sí en otras como en Asturias, Erkoreka cree que eso significa que el "dumping chino no ha generado un problema inmediato de inviabilidad de todas las empresas europeas que producen acero". A su juicio, la producción de acero en Europa "todavía es viable" y ha señalado que se trata de "poder dar con el producto y poner en marcha estrategias empresariales de competitividad que puedan asegurar la viabilidad de la empresa".
"Es posible todavía producir acero con viabilidad en Europa y de buena calidad, puesto que es posible vamos a empeñarnos en que Euskadi también lo sea y, con independencia de lo que vaya a ser el desenlace definitivo de lo sucedido en Zumarraga, garantizar que el resto de las empresas del sector puedan continuar trabajando, haciendo las adaptaciones y ajustes que sean necesarios", ha añadido.
ERE TUBOS REUNIDOS AMURRIO
Ante el ERE que va a plantear Tubos Reunidos en su planta de Amurrio, ha indicado que, aunque los indicadores económicos "no van mal" y en Euskadi "hace ya muchos trimestres que la economía crece y está generando empleo", sin embargo, hay algunos sectores que están "afectados negativamente por circunstancias del panorama general".
Erkoreka ha señalado que el descenso del precio del petróleo, "aunque ha sido valorado por el grueso del empresariado en Euskadi por el decremento de los costos de producción", a empresas como Tubos Reunidos les "afecta negativamente".
"Los indicadores generales apuntan a un dirección positiva, tímidamente pero positiva, pero eso es compatible con que algunas empresas vinculadas a sectores en crisis acusan esos efectos en crisis, empresas que, incluso, han sido punteras en los últimos años, porque Tubos Reunidos hay llevado una trayectoria en la última década muy buena", ha añadido.
Por otra parte, se ha referido al ERE que se va a presentar en la planta de Tubos Reunidos en Amurrio y que, según ha explicado, tiene que ver con el efecto que está teniendo en su negocio el bajo precio del petróleo.
GOBIERNO EN FUNCIONES
Por otra parte, ha insistido en que, "sin ninguna duda", la situación de la política española con un Gobierno en funciones está condicionando la respuesta ante estos problemas.
Erkoreka ha indicado que, frente al dumping chino, las medidas tienen que venir de la UE pero cree que es el Estado español "el que tiene representación plena" en todos los órganos europeos y es el que puede "influir de manera decisiva y condicionar las decisiones" que se puedan adoptar. "La implicación del Gobierno central es inevitable, hoy por hoy, nos guste o no", ha añadido. El portavoz del Gobierno vasco ha señalado que es todavía mayor la "responsabilidad" del Ejecutivo central en el precio de la energía.
A su juicio, es "decisiva" su responsabilidad en esos dos ámbitos y, "en ambos casos, el Gobierno español es imprescindible, pero gobernando, no en funciones como esta ahora".
En este sentido, ha manifestado que "la falta de un actor, de un compañero, de un interlocutor efectivo" en esta materia está resultado "enormemente perjudicial". "Es innegable", ha concluido.