Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Escolares madrileños participan en un programa de la Policía Nacional y Google sobre el uso seguro de Internet

La Policía Nacional ha puesto en marcha junto a Google un programa para la preparación de futuros formadores en centros escolares sobre el uso seguro de Internet. Bajo el título de "Embajadores de Internet Responsable", más de 360 alumnos de trece centros escolares de la Comunidad de Madrid han asistido a esta jornada en la que se les ha formado sobre las oportunidades, los riesgos y las herramientas para un uso responsable de Internet.
Durante la jornada, que se ha desarrollado en el Complejo Policial de Canillas, alumnos de 3º de la ESO han asistido a distintas ponencias de expertos en Internet de la Policía Nacional, Google y la Fundación Junior Achievement en las que se han abordado temas como los principales delitos de los que son víctimas los menores en las redes sociales, la propiedad intelectual o cómo evitar la piratería, y han realizado cuatro actividades en las que ponían en práctica lo aprendido.
Esta iniciativa, apoyada por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid y con la colaboración de la Fundación Junior Achievement, nace con la intención de hacerse extensiva a toda España y que estos futuros formadores puedan ayudar a la Policía Nacional a impartir charlas sobre los riesgos de Internet a niños, padres y profesores.
La Policía Nacional ha impartido durante el primer trimestre de 2016 cerca de 400 charlas sobre Internet en centros educativos de toda España, dirigidas tanto a alumnos como a profesores y padres. En 2015 el número de charlas impartidas superó las 9.900. Además, la Policía hace uso de sus perfiles en las distintas redes sociales para informar y concienciar a los jóvenes acerca del buen uso de Internet, buenas prácticas y alerta de cualquier riesgo o fraude.