Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y EE.UU. trabajan en una nueva estrategia para Latinoamérica

España y EEUU trabajan en una nueva estrategia para Latinoamérica que, para el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos, exige un mayor interés y compromiso del Gobierno de Barack Obama en esta región.
El jefe de la diplomacia española hizo estas declaraciones después de la reunión que mantuvo con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, en la que marcaron las líneas de cooperación y de diálogo, así como las prioridades de la agenda bilateral de la nueva relación iniciada con el cambio de Gobierno en EEUU.
En su encuentro, que se prolongó durante algo más de media hora, Moratinos y Clinton pasaron revista a las áreas de mayor interés para EEUU y España, entre ellas la próxima cumbre de la OTAN, la reunión del G-20 en Londres, la estrategia transatlántica, Oriente Próximo, Afganistán, Guantánamo, Cuba y Latinoamérica en general.
El ministro español de Asuntos Exteriores adelantó que ambos países han querido trabajar en una nueva estrategia para Latinoamérica, y que conversaron sobre Cuba.
El presidente de EEUU, Barack Obama, ha dicho que permitirá los viajes de ciudadanos cubanos que viven en EEUU a la isla y el envío de remesas, pero también ha asegurado que mantendrá el embargo económico.
"Los desafíos y retos en Latinoamérica necesitan del trabajo no sólo de España y de la Unión Europea (UE), sino también de una nueva Administración americana más interesada y comprometida (...), en particular en el caso de Cuba, pero en conjunto" en la región, sostuvo Moratinos en declaraciones a la prensa.
EEUU es consciente de ello y el propio Obama ha indicado que su Gobierno perseguirá una política activa en América Latina con el fin de abrir una "nueva página" en su relación con la región.
También Clinton prometió durante su audiencia de confirmación en el Senado forjar unos lazos diplomáticos "dinámicos" con la región, a la búsqueda de un mejor entendimiento y una mayor relación.
El mismo espíritu aplicará a España, ya que Moratinos dio hoy por inaugurada una "nueva etapa" en las relaciones entre ambos países.
El ministro español de Exteriores salió "muy satisfecho" de la reunión con su homóloga estadounidense que, aunque breve, sirvió para sentar las bases para una nueva relación entre ambos países y dejar atrás las diferencias que interfirieron durante la segunda mitad del mandato de George W. Bush.
"Puedo señalar que se abre una nueva etapa en las relaciones entre EEUU y España, en el sentido de tener un mayor compromiso de trabajar juntos, de reforzar las relaciones, de hacer estas relaciones cada vez más fluidas, más intensas y más fructíferas", resumió Moratinos el significado para España de la reunión.
En el encuentro, Clinton pidió ayuda a España para solucionar "ese drama y esa tragedia inaceptable que son los presos de Guantánamo" (Cuba), que EEUU pretende cerrar en el plazo de un año.
Moratinos transmitió a la secretaria de Estado que España "está en principio abierta a colaborar en la acogida de algunos presos", siempre y cuando las condiciones jurídicas sean aceptables.
El ministro señaló que no vino a Washington para fijar "ninguna fecha" para una futura reunión entre Obama y el presidente Jose Luis Rodríguez Zapatero, pero aseguró que el mandatario español será "muy bienvenido en la Casa Blanca".
Los dos ministros de Exteriores hablaron además de Afganistán, país en el que EEUU quiere impulsar una nueva estrategia.
Moratinos subrayó que España tiene "una presencia y participación satisfactoria" en Afganistán, pero afirmó que el Gobierno asumirá su cuota de responsabilidad.
Para Moratinos, el encuentro con Clinton, sumado al que mantuvo el viernes en Miami con el consejero de Seguridad Nacional de EEUU, James Jones, "demuestra la nueva etapa, el nuevo espíritu, el nuevo compromiso entre España y EEUU".
Ambos se volverán a ver el 2 de marzo en Egipto a la conferencia internacional de donantes para la reconstrucción de Gaza y en una ministerial en Bruselas.