Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y el PNUD acuerdan proyectos de cooperación en 18 países por más de 60 millones de euros

Crean un fondo conjunto para apoyar los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible
España ha acordado este martes con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) trabajar de manera conjunta en proyectos de cooperación en 18 países, con una inversión que rondará los 80 millones de dólares (unos 63 millones de euros), ha anunciado el organismo dependiente de la ONU.
El secretario general de Cooperación Internacional, Gonzalo Robles, ha cerrado la lista de proyectos en una reunión con la número dos del PNUD, Gina Casar, de visita en España y quien se ha reunido también con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.
Los proyectos se financiarán con cargo al nuevo fondo constituido entre España y el PNUD para contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), las nuevas metas contra la pobreza que se fijará la comunidad internacional a partir de 2015, y que sustituirán a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Este fondo, el primero creado específicamente para apoyar los ODS, tendrá además un programa regional con pequeños estados insulares, precisamente a los que más está afectando el cambio climático.
La mitad del presupuesto del fondo, es decir, 40 millones de dólares, los aporta el Gobierno español (parte son remanentes de otro fondo constituido con el PNUD en tiempos del Ejecutivo socialista), mientras que el resto procede de Gobiernos locales, alianzas público privadas y agencias de la ONU.
La participación de los Gobiernos locales --con contribuciones que en ocasiones superan a la aportación del fondo-- garantiza la continuidad de los proyectos más allá del periodo financiado por el fondo, lo que contribuye a que estas actuaciones tengan un impacto mayor a medio y largo plazo.
PARTICIPACIÓN DE LOS BENEFICIARIOS
Cada uno de los programas acordados ha sido el resultado de un proceso de consulta con gobiernos nacionales, sector privado, sociedad civil, universidades y las propias comunidades beneficiarias.
La mayoría de los proyectos en los que trabajará el fondo afecta a países de América Latina, aunque también hay programas en Africa o Asia.
En Bangladesh y en Tanzania, por ejemplo, el Fondo ODS contribuirá a la construcción de sistemas de protección y cobertura social universales, con una especial atención a las mujeres más pobres.
En Mozambique trabajará para que la extracción mineral genere crecimiento económico y oportunidades para el conjunto de la población. Un análisis de situación realizado por ONU indica que los cinco grandes mega-proyectos del país generaron 3.400 millones de dólares en ingresos, pero solo 33 trabajos directos.
En Etiopía trabajará con comunidades y autoridades rurales para empoderar a las mujeres rurales del país, con reformas legales que permitan la propiedad de la tierra de las mujeres, entre otras iniciativas.
El Fondo ODS luchará contra la desnutrición y obesidad en Ecuador, El Salvador, Guatemala y Paraguay, mientras que en Bolivia y Colombia apoyará la producción agrícola sostenible.
En Honduras apoyará la generación de ingresos económicos a través de la revalorización de la cultura lenca y la promoción turística de la zona, mientras que en Perú contribuirá a establecer una cadena de valor inclusiva en la producción de quinua y otros granos andinos.