Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España pide un acuerdo entre Suiza y la UE sobre inmigración que respete la libre circulación de trabajadores

El secretario de Estado para la UE traslada la preocupación por la intención suiza de imponer cuotas de entrada a trabajadores europeos
España es partidaria de que Suiza y la UE alcancen un pacto sobre la inmigración de trabajadores comunitarios que recibe el país helvético, pero subraya que cualquier acuerdo al que se llegue "debe ser respetuoso con el principio de libre circulación de trabajadores".
Este es el mensaje que trasladó este martes al Gobierno suizo el secretario de Estado para la UE de España, Fernando Eguidazu, en un encuentro con el jefe negociador suizo con la UE, Jaques de Watteville.
En febrero de 2014, los ciudadanos suizos decidieron en referéndum imponer cuotas de entrada a los europeos que se muden a Suiza en busca de un trabajo, lo que choca de lleno con el principio de libre circulación de trabajadores en la UE que se aplica también en Suiza pese a no formar parte de los Veintiocho.
Desde entonces, UE y Suiza negocian cómo limitar la llegada de extranjeros al pequeño país, que en mitad del proceso ha anunciado una dura propuesta de ley migratoria que entraría en vigor si fracasan las conversaciones con la UE, paralizadas hasta el referéndum que Reino Unido celebre sobre su permanencia o salida de la UE el próximo 23 de junio.
Tras comentar las buenas relaciones bilaterales existentes entre ambos países, De Watterville explicó el estado actual de las negociaciones de Suiza con la UE y destacó ante Eguidazu la importancia de contar con el apoyo de España para que éstas lleguen a buen término, ha informado este miércoles en un comunicado el Ministerio español de Asuntos Exteriores y de Cooperación.
De Waterville destacó que los Estados miembros tienen que ser conscientes de que la intención firme de su Gobierno es alcanzar un acuerdo con la Unión para no tener que introducir cuotas de trabajadores extranjeros en febrero de 2017, como requiere su legislación interna, lo que exige una fuerte voluntad política de ambos lados, explica en su nota Exteriores.
UNA COLONIA ELEVADA DE ESPAÑOLES EN SUIZA
Reconoció también la relevancia de este asunto para España, habida cuenta del elevado número de emigrantes españoles que van cada año a Suiza, donde existe una importante colonia española muy integrada que se elevaba a finales de 2014 a cerca de 82.000 personas. La introducción de cuotas tendría un fuerte impacto negativo para España, admite el comunicado de Exteriores.
Por su parte, Eguidazu expresó la "preocupación" de España por el resultado del referéndum suizo y recordó el carácter "fundamental" de la libre circulación de personas, inseparable de las otras tres libertades definitorias del mercado interior.
Tras hacer referencia a la importancia de las relaciones entre Suiza y la UE, subrayó que España es un "firme partidario de intentar encontrar una solución sobre la base de la lucha contra los abusos pero que cualquier acuerdo al que se llegue debe ser respetuoso con el principio de libre circulación de trabajadores".