Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España y otros seis países europeos amenazan con actuar contra quienes saboteen el Gobierno de unidad libio

El Parlamento de Tobruk no pudo votar la propuesta de Ejecutivo de consenso por el boicot de una minoría
España y otros seis países mediterráneos de la UE han amenazado este viernes con actuar contra aquellos actores que pretendan sabotear la propuesta de Gobierno de unidad nacional en Libia, pendiente aún de su aprobación definitiva.
Los ministros de Exteriores de España, Francia, Italia, Portugal, Grecia, Malta y Chipre se han reunido en la localidad chipiotra de Limasol para debatir sobre la situación en Libia y el desafío que representa para la UE la crisis de refugiados, entre otros temas.
En el comunicado conjunto difundido al término del encuentro, los ministros "manifestaron que podrán tomarse medidas contra aquellos que sean responsables de sabotear" la solución del Gobierno de unidad nacional libio.
La Cámara de Representantes de Libia --el Parlamento oficial-- ha aplazado una semana más el debate sobre el gobierno de unidad propuesto por el Consejo Presidencial, tras el boicot por parte de la minoría federalista de Cirenaica durante la sesión en la que debía votarse la propuesta de unidad nacional.
Los ministros han instado a la Cámara de Representantes --que hoy por hoy tiene su sede en Tobruk-- a aprobar la propuesta de Gobierno de unidad y han subrayado la importancia de que este Gobierno pueda hacerse cargo de sus funciones "tan pronto como sea posible en Trípoli", de donde fue expulsado en el verano de 2014 por milicias armadas que apoyaban la continuidad del anterior Parlamento. Desde entonces Libia quedó dividida en dos Gobiernos y dos Parlamentos rivales, con sede en Trípoli y Tobruk.
COMBATIR AL DAESH
Los jefes de la diplomacia europea también han destacado que ese Gobierno de unidad nacional sería un "socio fundamental" para hacer frente "con eficacia" a los retos y amenazas que afronta Libia, "incluido el terrorismo, considerando especialmente la creciente presencia de Daesh y de otros grupos terroristas".
Los ministros también debatieron sobre la situación en Siria y remarcaron que "no puede haber solución militar" a este conflicto. "La comunidad internacional y todas las partes interesadas deben apoyar los esfuerzos diplomáticos hacia una resolución política del conflicto mediante el Proceso de Viena y las conversaciones en Ginebra bajo patrocinio de la ONU y desistir de toda acción, en particular militar, que pudiera hacer descarrilar este proceso", sostienen.
Recordaron que "no puede existir una paz duradera bajo el actual liderazgo y reiteraron su apoyo a la soberanía, unidad e integridad territorial de Siria y a un proceso político auténticamente incluyente que satisfaga las legítimas aspiraciones del pueblo sirio al establecimiento de un gobierno democrático, incluyente, pluralista y no sectario".
En relación con la crisis de refugiados que afecta a la UE, han advertido de que "no puede solucionarse con acciones unilaterales de los Estados miembros, pues exige un planteamiento exhaustivo y sistemático al que deben ajustarse todos ellos".
Así, reclaman "garantizar una política de asilo eficaz y destacaron la importancia de tratar la crisis migratoria como cuestión prioritaria".