Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

España pide hoy explicaciones a Cuba por la expulsión de eurodiputado español

El secretario de Estado español para Iberoamérica, Juan Pablo de Laiglesia, se reunirá hoy con el embajador de Cuba en España, Alejandro González Galiano, para pedirle explicaciones por la expulsión de su país del eurodiputado socialista Luis Yáñez.
Laiglesia convocó ayer a González Galiano después de que las autoridades cubanas prohibieran la entrada del eurodiputado español, quien viajaba con un visado de turista acompañado de su esposa, la diputada socialista Carmen Hermosín.
El Gobierno ha calificado de "injustificada" la decisión y los partidos políticos han criticado también la actitud de las autoridades cubanas.
La expulsión se ejecutó tres días después de que España asumiera la presidencia de turno de la UE, durante la que se ha marcado como objetivo plantear un cambio en la política hacia Cuba para estrechar el diálogo con el régimen castrista.
Luis Yáñez-Barnuevo, que cumplirá en abril 67 años, es eurodiputado del PSOE desde 2004, y en la actualidad ejerce los cargos de presidente de la delegación para las relaciones con Mercosur y coordinador del Grupo Socialista Europeo para la Asamblea interparlamentaria Euro Latinoamericana (EuroLat).
No es la primera vez que Cuba rechaza la entrada o expulsa a políticos españoles en los últimos años.
En octubre de 2004, vetó el acceso al secretario de Relaciones Internacional del Partido Popular, Jorge Moragas, cuando también iba con visado de turista junto con dos diputados holandeses con la intención de reunirse con disidentes cubanos.
En mayo de 2005, el régimen castrista ordenó la expulsión de las entonces senadoras del PP Rosa López Garnica e Isabel San Baldomero cuando se encontraban como turistas.
En aquella ocasión, el Gobierno de La Habana también quiso expulsar al diputado de CiU Jordi Xuclá, quien finalmente permaneció en la isla.