Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Esteban (PNV) reconoce que es "complicado, casi imposible", que cambien su voto negativo a la investidura de Sánchez

Cree que el líder del PSOE "no puede empecinarse en querer mantener en su integridad" el texto acordado con Ciudadanos"
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, ha reconocido que es "absolutamente complicado, casi imposible" que este viernes cambien su voto negativo a la investidura del líder del PSOE, Pedro Sánchez.
En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el representante jeltzale ha advertido además de que Sánchez "no puede empecinarse en querer mantener en su integridad" el texto acordado con Ciudadanos".
Tras reconocer que en las últimas horas ha habido contactos con los socialistas, Esteban ha remarcado que, "en estos momentos, no estamos por cambiar el sentido del voto" durante la sesión de investidura de este viernes. "Nunca nos negamos a hablar; partido creo que hay poco, aunque nosotros no vamos a dar un portazo sin más", ha añadido.
En este contexto, Esteban ha considerado que el PSOE no ha demostrado que haya "razones" como para cambiar el sentido del voto por parte de los jeltzales. "Vamos a darle una pequeña oportunidad, pero se me antoja casi imposible", ha añadido.
Asimismo, ha afirmado que el acuerdo del PSOE con Ciudadanos habla de hacer "una ley marco de servicios sociales que es competencia nuestra o desarrollar programas de coordinación desde el Estado".
"En la definición que recogen de abrir una comisión de reforma de la Constitución lo hacen si que ellos aclaren cuál es el modelo y si habrá un reconocimiento de que Cataluña y Euskadi son realidades diferenciadas y no dos Comunidades más", ha indicado, para añadir que los jeltzales tampoco están de acuerdo "en las líneas del cambio constitucional" acordadas entre socialistas y Ciudadanos.
Por todo ello, ha considerado que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, "no puede empecinarse en querer mantener en su integridad" el texto acordado con Ciudadanos.
"El tema para que cambiemos el voto está absolutamente complicado. Sánchez tampoco hizo ningún guiño en su discurso. No habló de Euskadi", ha expresado.
De este modo, ha reconocido que a partir del lunes se abre un "tiempo" nuevo y ha incidido en que el PNV seguirá hablando, pero "si quiere mantener los 200 puntos del acuerdo firmado con Ciudadanos el tema está muy mal".
Por último, ha afirmado que "por primera vez" considera que puede haber nuevas elecciones generales, aunque la situación "pueden dar vueltas" y no descarta una posible gran coalición.