Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro 'cazas' Eurofighter parten de la base de Los Llanos para integrarse en la Policía Aérea en el Báltico

Cuatro aviones de combate Eurofighter del Ala 14 del Ejército del Aire, con sede en la base de los Llanos de Albacete, han despegado este lunes con dirección a la ciudad lituana de Siauliai para participar, durante los próximos cuatro meses, en una misión de control del espacio aéreo de los países bálticos.
Durante el acto de despedida de los pilotos, uno de ellos, el comandante del Ala 14 Abel Martos ha asegurado que se marchan con "mucha ilusión" y con la intención de realizar la misión que la OTAN les ha asignado.
En concreto, los aviones españoles se encargarán de vigilar el espacio aéreo ante la constante presencia de aeronaves militares rusas en la zona, que se ha incrementado notablemente a raíz del estallido, en abril de 2014, del conflicto en el este de Ucrania.
Con esta misión, la Alianza Atlántica cubre la carencia de aviones de combate de Estonia, Letonia y Lituania en un turno rotatorio que es cubierto desde hace diez años por el resto de las fuerzas aéreas de la organización.
Martos ha comentado que van "tranquilos" porque se trata de una misión conocida ya que también se realiza en territorio nacional y ha mostrado su intención de realizarla con la misma "profesionalidad" con que la realizan en España.
Sobre las posibles incidencias que puedan surgir durante los cuatro meses que estarán desplegados en la región báltica, el piloto ha dicho que se realizarán acompañamientos, escoltas e interceptaciones de aviones que sobrevuelen los espacios aéreos de dichos países y que van en "misión de paz". Una misión que, según Abel Martos, se lleva realizando durante "muchos años" y que no es nada "conflictiva".
El destacamento consiste en dos aviones que estarán continuamente preparados para volar y otros dos en reserva y el piloto ha explicado que la disponibilidad de los aparatos es de "despegue inmediato".
Por su parte, el general de división del Ejército del Aire César Simón, que ha acudido en nombre del jefe del Estado Mayor del Aire para despedir a los pilotos, ha insistido en que se trata de una misión que ya se realizó en 2006.
Sobre las condiciones meteorológicas que los pilotos españoles se encontrarán en Lituania, Simón ha informado de que habrá temperaturas de cerca de 21 grados negativos y no ha dado un número de horas de vuelo, ya que estarán supeditadas a las necesidades del momento.