Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expresidente de Invercaria dice que la idea de dar ayudas a la diseñadora Juana Martín fue de consejeros de la Junta

El expresidente de Invercaria Tomás Pérez-Sauquillo ha declarado este jueves como imputado ante el juez que investiga las supuestas irregularidades en esta empresa pública de inversión en capital riesgo de la Junta y ha asegurado que fue el entonces consejero de Innovación, Ciencia y Empresa quien "le transmitió" la idea de invertir y dar ayudas a la diseñadora cordobesa Juana Martín, el cual a su vez "había sido informado por la entonces" consejera de Cultura.
Pérez-Sauquillo ha sido el primero de los imputados en esta pieza separada en declarar ante el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, quien este viernes tomará declaración a la propia diseñadora cordobesa Juana Martín y la próxima semana al exdirector de promoción de Invercaria Cristóbal Cantos, a la expresidenta de Invercaria Laura Gómiz, y a Antonio Nieto Garrido, exdirector financiero de esta empresa pública.
Según el acta de su declaración, a la que ha tenido acceso Europa Press, Pérez-Sauquillo ha indicado que la idea de la inversión "provino" del consejero, precisando que dicha idea no le fue transmitida "por instrucciones concretas y correos electrónicos concretos a tal efecto, sino por conversaciones y en una primera reunión" en la que estuvo presente el jefe del gabinete.
Ha añadido que las ayudas a Juana Martín entraban dentro del "objeto social" de Invercaria, pues la diseñadora, como persona física, "tenía mucho reconocimiento, prestigio y premios", y la idea era que "tuviese una línea de producción pret à porter".
A su juicio, se trataba de un "sector estratégico dentro de los cuales Invercaria puede invertir", pues "el sector textil es estratégico porque el diseño es innovación", y dentro de éste sector Juana Martín "era una referencia", por lo que se decidió dicha inversión "con independencia del impacto que ello pudiera tener en otras entidades o personas dedicadas al mismo objeto social por el referente que en sí suponía Juana Martín".
De este modo, la inversión se inició en el año 2006 con un préstamo participativo de 120.000 euros a favor de Juana Martín Diseño S.L., explicando que, aunque en ese momento no se desarrollaba ninguna actividad de producción pret à porter, el objetivo "era potenciar la marca Juana Martín y crear las herramientas necesarias para el posterior desarrollo de esa línea pret à porter".
UNA AYUDA DE 900.000 EUROS
Pérez-Sauquillo ha precisado que ese préstamo "nunca fue devuelto, sino que se capitalizó en noviembre de 2006 como participación no dineraria por parte de Invercaria en el capital social" de Juana Martín Andalucía, y ha explicado que el destino de esos 120.000 euros "no sólo era el propiciar un desfile en pasarela Cibeles, sino también la compra de material, maquinaria, y participar en Simof", así como "otros conceptos" que "cree" que Cristóbal Cantos reflejó en la propuesta de inversión.
En junio de 2006, Invercaria aprobó además una inversión con un límite de 900.000 euros "que tendrían que ser siempre instrumentados a través de préstamos participativos", aunque ha reconocido que esta inversión aprobada por el consejo de administración "no fue ratificada por el Consejo rector de la agencia IDEA, ya que no era preceptivo en aquel momento, habida cuenta de que los estatutos de IDEA no fueron aprobados hasta 2007".
Tras decir que él entendía que dentro de estos 900.000 euros se incluían los 120.000 euros que antes ya se habían entregado, el expresidente ha reconocido que, ya en julio de 2006, se concedió a Juana Martín un préstamo personal de 50.000 euros que "no fue pagado, sino que se canceló con la venta de participaciones en Juana Martín Andalucía después de su constitución".
EL "ACTIVO" PAPEL DE CRISTÓBAL CANTOS
Pérez-Sauquillo ha dicho que no recuerda a qué se destinó dicha cantidad, aunque "coincidió con la época de estudiar la producción en Marruecos y se llegó a comprar material".
Asimismo, ha indicado que a la marca Juana Martín Andalucía "se le adjudicó una valoración de 440.000 euros" a través de "un estudio analítico documentado" realizado por Cantos, a quien ha otorgado un papel "activo" en relación con Juana Martín, señalando que era la persona que llevaba la gestión del día a día y el asesoramiento y la que desarrolló "toda la documentación relacionada" con el proyecto.
En esta línea, ha asegurado que "es cierto" que sabía que el plan de negocios inicial elaborado por Cantos para el proyecto "no se estaba cumpliendo, que daba pérdidas del mismo modo que otras muchas empresas en crisis", pero los préstamos participativos "se seguían firmando porque ya estaban acordados y concedidos y no dependían del cumplimiento del plan de negocios inicial".
CREÍA EN LA "VIABILIDAD" DEL PROYECTO
Además, y al momento de firmarse los préstamos de 2009/2010, "era conocedor de las pérdidas de Juana Martín Andalucía, pero ello no era óbice para que los préstamos se siguieran firmando, porque siempre creyeron en la viabilidad del proyecto y porque estaban autorizados por el acuerdo inicial de junio de 2006 de la cifra de 900.000 euros".
Ha reconocido, al hilo de ello, que "se produjeron impagos de préstamos participativos debido a la crisis".
Por último, ha explicado que, con los 900.000 euros, Juana Martín se compró un inmueble en Córdoba para la producción, talleres, presentaciones y almacén, y abrió tiendas en Sevilla, Córdoba y Madrid, por lo que "tiene la convicción" y "constancia fehaciente" de que los préstamos participativos "fueron invertidos en el objeto para el cual fueron destinados", añadiendo que las tiendas "se tuvieron que cerrar por pérdidas y así los préstamos no pudieron ser amortizados".