Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Díaz recuerda a Sortu que la ley obliga a los presos a pedir perdón y romper con ETA

Dice que no quiere pensar en la posibilidad de que la política penitenciaria entre en las negociaciones para formar Gobierno
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha pronunciado este miércoles por primera vez sobre los recientes movimientos en la izquierda abertzale y ha recordado que no bastaría con que los internos de la banda aceptasen la legalidad de forma individual como les propuso Sortu, sino que la Ley les obliga a pedir perdón, romper con ETA y colaborar con la Justicia para acceder a beneficios.
"Reinserción individual en el marco de la Ley y para los delitos terroristas: desvincularse públicamente de ETA, reconocimiento del daño causado, pedir perdón a las víctimas y colaborar en la medida que les sea requerido", ha destacado el ministro, quien ha reiterado que la política penitenciaria del Gobierno "está muy clara: ni negociaciones ni atajos".
En una conferencia en Pamplona la semana pasada, el histórico dirigente abertzale, Rufino Etxeberria, instó al Colectivo de Presos de ETA (EPPK por sus siglas en euskera) a asumir que la estrategia del frente de cárceles está superada y les invitaba a una nueva reflexión acorde con el nuevo tiempo donde les pedía aportaciones con "audacia".
En ese sentido, Etxeberria (ahora en Sortu) les proponía asumir la Ley de manera individual, aunque mantenía su rechazo al "arrepentimiento" y la "delación" (colaboración con la Justicia).
Preguntado acerca de si cree que este asunto pueda ser materia de negociación en los pactos para formar Gobierno, el ministro ha respondido que no quiere pensar en eso.
También la semana pasada, dirigentes de Batasuna juzgados por integración en ETA firmaron un acuerdo con la Fiscalía y las acusaciones en el que, por primera vez, asumían su supeditación a ETA y además reconocían el daño causado. En el acuerdo aceptaban su condena, aunque las penas no superaban en ningún caso los dos años por lo que no entrarán en prisión.
Preguntado acerca de cómo valora este acuerdo, el ministro ha replicado que "todo lo que sea ir avanzando en la asunción de la realidad es bueno". El ministro ha hecho estas declaraciones durante la presentación de un libro sobre las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional en el complejo de Canillas.