Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fernández Vara ve en la irrupción de Podemos "un conflicto entre generaciones"

Guillermo Fernández Varatelecinco.es

El secretario general del PSOE de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha destacado que el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de julio, ha puesto de manifiesto no "una división entre territorios o clases sociales, ni siquiera solamente ideológica", sino "un conflicto entre generaciones".

Fernández Vara ha apuntado que el "dato más significativo" de esta encuesta está en la intención de voto por tramos de edad, y que revela que Podemos "es la primera en voto directo" en los segmentos entre 18- 24 años, 25-34, 35-44 y los 45 a 54 años, y además "en los tres primeros duplica a los siguientes".
Por tanto, señala el líder socialista extremeño que Podemos es la primera fuerza "entre todos los menores de 55 años, los que no votaron por edad la Constitución", mientras que PP y PSOE "solamente superan a Podemos en los tramos de 55-64 y de más de 65 años", señala.
Ante estos datos, Vara ha señalado que por tanto no se trata de "una división entre territorios o clases sociales, ni siquiera solamente ideológica", sino que "se trata de un conflicto entre generaciones".
Por este motivo, el dirigente socialista extremeño ha aseverado que "los cambios en los grandes partidos no deben ser solamente de personas y de mensajes sino de maneras de relacionarse con la ciudadanía", ha dicho.
"El que tenga ojos para ver que mire, el que tengas oídos para oir que escuche", ha señalado Guillermo Fernández Vara, en una entrada en su blog personal, en la que, bajo el título 'La verdadera encuesta del CIS', valora los resultados de la encuesta, y que destacaban que Podemos ya es la tercera fuerza política del país, mientras el PP amplió a 8,8 puntos su distancia sobre el PSOE.