Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fidel Castro se reúne con embajadores cubanos en un acto público televisado

Imagen cedida por Cubadebate del ex presidente cubano Fidel Castro tras una reunión con los embajadores nacionales en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en La Habana (Cuba). EFEtelecinco.es
El ex presidente de Cuba Fidel Castro intervino hoy ante 115 embajadores de su país reunidos en La Habana, a quienes expuso sus advertencias sobre el peligro de una próxima guerra nuclear provocada por un eventual ataque de Estados Unidos a Irán y Corea del Norte.
Este acto, de casi una hora y media de duración, fue transmitido de forma íntegra y en diferido pocas horas después por la televisión estatal cubana, donde se pudo ver a un Fidel Castro con mejorado aspecto físico, vestido con camisa a cuadros, e incluso de buen humor a juzgar por las bromas que dirigió a su auditorio en varias ocasiones.
Se trata de la quinta ocasión en diez días en que el ex presidente, de 83 años, participa en un acto público, después de haber estado cuatro años sin hacerlo por la enfermedad que le llevó a ceder el poder a su hermano Raúl.
En esta ocasión, su aparición se produjo en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, en una céntrica zona de La Habana, donde más de cien embajadores cubanos celebraban una reunión que suele ser habitual en estas fechas.
Sentado tras una mesa en una tribuna de lo que parecía ser el auditorio del Ministerio y acompañado del canciller Bruno Rodríguez, Fidel Castro leyó un mensaje sobre el tema que ha protagonizado su vuelta a la escena pública: el peligro que se cierne sobre el planeta si estalla una guerra nuclear causada por un ataque de EE.UU. contra Irán y Corea del Norte.
Ese mensaje se entregó después de forma personalizada a cada uno de los embajadores presentes en la reunión, entre los que no estaban los destacados en Teherán y Pyongyang, según dijo el ministro de Exteriores, debido al seguimiento que están haciendo de la situación actual en esos países.
El líder cubano dijo que ha enviado una carta similar a cuatro presidentes latinoamericanos, cuyos nombres no precisó, aunque es de suponer que se trata de sus socios de la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba).
Fidel Castro respondió a preguntas y comentarios de los diplomáticos cubanos, y repasó cables de agencias de noticias y periódicos así como análisis políticos de diversas fuentes.
Concluyó que las presiones que enfrenta Irán en este momento son "una copia al carbón de lo que le hicieron a Mohamed Mossadegh", quien fue primer ministro de esa nación.
El líder cubano señaló que Mossadegh fue derrocado por un golpe de Estado alentado por Estados Unidos y otras potencias occidentales cuando emprendió una política de nacionalización de sus recursos en la década de los cincuenta del pasado siglo.
Fidel Castro ha reaparecido en la escena pública de forma sorpresiva y con una intensa agenda: cinco actos públicos desde el pasado 7 de julio.
Ese día visitó el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC), aunque la noticia acompañada de varias fotografías se dio a conocer tres días después.
El serial de apariciones siguió el lunes 12 con una intervención en la televisión estatal, el martes 13 se reunió con expertos del Centro de la Economía Mundial en La Habana, y el jueves visitó el Acuario Nacional.
Desde que enfermó en 2006, Fidel Castro -que se mantiene como primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC)- solo se había hecho visible a través de fotos y vídeos grabados de sus encuentros con personalidades internacionales que le han visitado.
Con más frecuencia, ha publicado artículos en su columna "Reflexiones", en la que trata principalmente temas de política internacional.
Sus últimos artículos difundidos antes de su "retorno" han tenido como temas recurrentes el conflicto de Estados Unidos con Irán, la escalada de tensión en las Coreas y sus vaticinios de que estas situaciones desembocarán en una guerra atómica.
Su reaparición ha coincidido con el proceso de liberación de 52 presos políticos a cuya excarcelación, en un plazo máximo de cuatro meses, se ha comprometido su hermano y actual gobernante de la isla, Raúl Castro.