Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscalía pide imputar a Capdevila (PSC) por pagar viajes privados a cargo del Parlamento catalán

Capdevila ve intención de desacreditarla personal y políticamente
El fiscal anticorrupción Fernando Bermejo ha pedido al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que impute a la diputada del PSC en el Parlamento catalán Montserrat Capdevila por presuntamente haber cargado a la Cámara catalana viajes privados, han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio Público.
Lo ha solicitado después de que durante la investigación del 'caso Mercurio' --de presunta corrupción con epicentro en el Ayuntamiento de Sabadell-- se haya desprendido que la diputada pudo haber pagado una docena de viajes privados en AVE a Madrid por un importe de unos 5.000 euros, según ha avanzado la Cadena Ser.
Por eso el fiscal ha pedido al TSJC que cite a declarar a la diputada como imputada por un presunto delito de malversación de fondos públicos dentro de esta causa, en la que también están imputados, entre otros, el exalcalde de Sabadell Manuel Bustos (PSC) y el diputado socialista en el Parlamento catalán Daniel Fernández.
Hasta el 1 de julio de 2013, el Parlamento sufragaba directamente los peajes y los billetes de tren a los diputados, y desde entonces es cada grupo parlamentario quien decide si destina parte de la subvención que recibe de la Cámara a sufragar los viajes de sus diputados.
En un apunte en Twitter recogido por Europa Press, Capdevila ha dicho que no tiene constancia de la petición de la Fiscalía, y ha asegurado que está "muy tranquila" porque no ha cometido ningún hecho ilícito.
"Confío en que se aclare lo antes posible", ha sentenciado la diputada socialista, que ha dicho que no tiene nada que ver con el caso Mercurio que investiga la justicia.
INTENCIÓN DE DESACREDITARLA
Capdevila también se ha expresado en su blog personal, en el que ha asegurado este jueves que existe una intención de desacreditarla personalmente y políticamente.
En él asegura que se trata de un "uso torcido de los instrumentos del estado de derecho" para buscar su desestabilización personal y política.
"Estos métodos me producen la máxima repugnancia y asco", ha afirmado Capdevila, quien ha defendido su inocencia asegurando que jamás ha cometido un acto ilícito en el ámbito de sus responsabilidades.
Capdevila ha recordado que ejerce la política desde 1999 con "esfuerzo, convicción y honestidad" como herramienta al servicio público y no al servicio de la destrucción y el desprestigio.
Por ello, ha afirmado, no se ha dudado en hacer una "intolerable invasión" de su vida personal con el propósito de buscar el descrédito y la destrucción política y personal, con la excusa de investigar el uso que ha hecho de la tarjeta de Renfe, sobre la cual recuerda no hay establecido ningún mecanismo arbitrado de justificación del gasto.
REINTEGRO DEL IMPORTE
En este sentido, Capdevila ha explicado que con fecha de 8 de noviembre de 2013 reintegró el importe íntegro del uso de la tarjeta desde que el Parlamento se la facilitó.
Asimismo, considera que se ha desplegado una ofensiva en su contra que "resulta intolerable en términos de dignidad", por lo que ve razonable llevar a cabo una fiscalización universal y regular el uso de esta tarjeta.
"Como no es ningún hecho ilícito, y esto lo sabe todo el mundo, sólo veo intención de desacreditarme personalmente y políticamente", ha afirmado en su blog la diputada, quien ha asegurado que confía en la justicia y en que todo se aclare pronto.