Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiscalía pide la imputación de un comisario de la Policía Local de Las Palmas por presunto amaño de oposiciones

El Ministerio Fiscal ha solicitado la imputación del comisario de la Policía Local Rafael Estarellas, después de que éste haya declarado durante unas dos horas ante la titular del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Carmen González, en relación al presunto amaño de unas oposiciones a oficial de la Policía Local mediante la filtración de las preguntas por correo electrónico.
Tras la petición del fiscal anticorrupción, Miguel Ángel Subirán, la declaración de Estarellas, que se ha producido en calidad de testigo, se ha suspendido y ha comenzado la del portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Palma y presidente del Instituto Municipal de Informática (IMI), Julio Martínez, en calidad de testigo.
El portavoz de Cort y teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación ha declarado a partir de las 14.00 horas en los Juzgados de Vía Alemania en relación al funcionamiento del correo de la Policía Local y sobre el cambio de protocolo que se llevó a cabo para su mayor seguridad a principios del mes de marzo.
Según han explicado fuentes cercanas al caso, la imputación de Estarellas está motivada debido a que ha reconocido como suyas las preguntas 8, 9 y 10 del examen, en las que parte de la investigación se está centrando para esclarecer si fueron filtradas junto con las respuestas.
Respecto a la declaración de Martínez, el portavoz municipal ha alegado que el cambio realizado en el protocolo se hizo según criterios técnicos y que la decisión de llevarse a cabo no fue suya.
Al parecer, existían vulnerabilidades en el sistema de correo electrónico de la Policía, según queda explícito en un informe presentado por Martínez ante la jueza instructora.
Cabe destacar que en esta causa se encuentran imputados, entre otros, el exdirector general de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento Enrique Calvo -quien presentó su dimisión tras ser encausado-, el exintendente de la Policía Local Antoni Vera y varios agentes que participaron en las pruebas.
LA GUARDIA CIVIL REGISTRA LAS DEPENDENCIAS DE LA POLICÍA LOCAL
Fue el pasado 12 de septiembre del pasado año cuando la Guardia Civil llevó a cabo un registro en las dependencias de la Policía Local, ubicadas en la Avenida San Fernando de Palma, por orden del titular del Juzgado de Instrucción número 3, José Castro, quien se encontraba de guardia, y a instancias de la Fiscalía Anticorrupción.
Por su parte, el 18 de septiembre el alcalde de la capital balear, Mateu Isern, pidió disculpas y nombró a Guillem Mascaró como nuevo director general de Seguridad Ciudadana y a Nicolás Herrero como jefe de la Policía Local, tras la dimisión de Calvo y Vera de sus respectivos cargos.
Mientras tanto, la jueza abrió recientemente otras investigaciones centradas en el proceso de selección del tribunal que intervino en otras oposiciones, en este caso a agente de la Policía Local, por las que fue citada como imputada la teniente de alcalde de Función Pública, Irene San Gil.
La declaración de San Gil fue finalmente suspendida después de que una funcionaria del Consistorio, quien también estaba citada como encausada, aportase la documentación que la magistrada había requerido sobre el proceso de selección del jurado.
Junto a San Gil estaban citados tres funcionarios, si bien finalmente no se llevaron a cabo los interrogatorios debido a la entrega de estos informes. Pese a que todos ellos continúan imputados en la causa, la magistrada dejó en suspenso las declaraciones mientras la Fiscalía Anticorrupción estudia la documentación aportada al Juzgado.
En concreto, se trata de unas investigaciones centradas en cómo se llevó a cabo la elección de los miembros del jurado que el 26 de marzo de 2012 intervinieron en el proceso de selección de 35 agentes de la Policía. Unas pesquisas que inició la jueza tras detectar que uno de los miembros inicialmente seleccionado titular de este tribunal es una de las personas que hay imputadas en la línea de investigación relativa al amaño de las oposiciones a oficial.