Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Fiscalía se opone nuevamente a reabrir la causa contra el hermano de Miguel Carcaño

La Fiscalía de Sevilla se ha opuesto al nuevo recurso presentado por los padres de Marta del Castillo para que se reabra la causa por un presunto delito de homicidio contra Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, después de que éste dijera que fue el primero quien acabó con la vida de la joven sevillana y que luego ambos enterraron el cuerpo en una zanja de La Rinconada.
Fuentes judiciales han informado a Europa Press de que el Ministerio Público, tal y como ya hizo el abogado de Delgado, ha impugnado el recurso que los padres de la fallecida han presentado ante la Audiencia Provincial de Sevilla contra la decisión del juez de Instrucción número 4, Francisco de Asís Molina, quien por medio de un auto confirmó el archivo de la causa y reiteró que la declaración de Carcaño "no es creíble".
Las mismas fuentes han precisado que se trata de la segunda ocasión en la que la Fiscalía se opone a reabrir la causa contra el hermano de Carcaño, pues hay que recordar que ya impugnó el recurso de reforma presentado por los padres contra el auto en el que el juez decidió archivar las diligencias.
Y es que el departamento que dirige María José Segarra considera que "la única prueba que existe en las diligencias contra" Delgado es la declaración de su hermano en sede policial y judicial, pero es que "el grado de veracidad" de sus declaraciones "es nulo, inexistente", pues a lo largo del procedimiento "dio una serie de versiones, todas ellas diferentes, en relación no sólo al momento de la muerte, sino también en lo referente al lugar de ocultación de su cuerpo".
A juicio del Ministerio Público, la nueva versión dada por Miguel Carcaño es "absurda, ilógica e inverosímil", a lo que se suma que ninguna de las diligencias de prueba solicitadas por la familia de Marta "es instrumental o apta para el objeto procesal de las presentes diligencias".
EL RECURSO DE LOS PADRES
En el recurso presentado ante la Audiencia Provincial a fin de que se reabra la causa contra el hermano de Miguel, la letrada de los padres de la joven asesinada en enero de 2009 en una vivienda de León XIII insiste en solicitar las mismas diligencias de prueba que ya planteó al juez, y que "van encaminadas a averiguar si lo que Carcaño dijo es verdad o no".
Hay que recordar que la familia ya pidió que se imputara a Carcaño por un delito de encubrimiento sobre su hermano; que se practicara un careo entre ambos; que declararan los policías que investigaron la nueva versión de Miguel y dieron credibilidad a la misma, o que se solicitara a la cárcel de Morón de la Frontera un informe sobre si Carcaño está siendo sometido a algún tratamiento psiquiátrico o psicológico con objeto de conseguir su rehabilitación.
También solicitaron que declarara como testigo un taxista que en el juicio por la muerte de Marta celebrado en la Audiencia Provincial de Sevilla dijo que trasladó a Francisco Javier hasta León XIII la noche de los hechos, o la comparecencia de una de las abogadas de Carcaño, Mónica Gallardo, a fin de que aclarara en qué circunstancias fue escrita la carta que Miguel remitió a Francisco Javier para que revelara la ubicación del cadáver.
En su auto, consultado por Europa Press, el juez Francisco de Asís Molina recordó a los padres de Marta que Carcaño "es autor de la muerte, que está penado como autor del asesinato de la menor, que no puede ser imputado por encubrir esa muerte y que el Código Penal sólo contempla, en la esfera subjetiva del delito de encubrimiento, a quienes no hayan intervenido en el delito principal como autores o cómplices".
NO AL CAREO
En relación al careo, el juez señaló que dicha petición "persigue aclarar discordancias entre testigos y/o procesados acerca de algún hecho o circunstancia que interese en el sumario, y precisamente por eso carece de interés en esta causa, puesto que las declaraciones de Miguel y de Francisco Javier son frontal y radicalmente contradictorias en su totalidad, no es matices o detalles, ni sobre algún hecho o circunstancia que convenga aclarar".
"Miguel dice que su hermano atacó y mató a la menor mientras que éste niega radicalmente que lo hiciera o que estuviera en ese escenario", alegó el magistrado, que también rechazó la declaración de los policías que investigaron la nueva versión de Miguel y dieron credibilidad a la misma, pues en el atestado policial "ya constan las argumentaciones y opiniones de tales funcionarios que, siendo respetables, no son compartidas ni por el Ministerio Fiscal ni por el juez de Instrucción".
El juez rechazó igualmente la declaración de una de las abogadas de Carcaño, Mónica Gallardo, y las diligencias destinadas a conocer los problemas económicos de Carcaño y su hermano, pues Francisco Javier "no negó, en términos genéricos, que pudo haber tenido alguna discusión por motivos económicos con su hermano, pero cuestión distinta es que precisamente fuera aquél día, y no otro, y que esas diferencias fueran el detonante de la brutal reacción que le atribuye Miguel".
Sobre la petición para que declarara como testigo el taxista, el magistrado aseveró que "es patente la falta de utilidad al objeto de estas diligencias previas".